martes, 10 de enero de 2017

* Parabiosis *

***Muy buen Martes para todos.

Dando vueltas por la red y sus telarañas informativas me detuve en un tema que, como siempre, me llevó a desasnar mi ignorancia y profundizar un poco más como para corroborar, ya que no me agrada comprar bulos y mucho menos venderlos.
Ésto es lo que vi;



Pues bien, el artículo es abordado por Michael Snyder, alguien que me merece el mayor de los respetos y que todo lo que aborda suele estar siempre impregnado de su vocación por relacionar los sucesos actuales con las profecías bíblicas.

Conociendo entonces éste detalle que caracteriza a Snyder, me interesó más bien el quid del artículo, me refiero a la *Parabiosis*.

Al parecer, ésta práctica médica no es nada nuevo pero sí parece haberse ¿mejorado? gracias a los avanzados descubrimientos de la ciencia actual.
En otro sitio hallé el siguiente artículo que en español, me facilitó un poco las cosas;



-Desde tiempos inmemorables la humanidad ha perseguido algo cercano a la inmortalidad. El deseo de extender la vida lo más posible quizá responde a un ímpetu biológico que da continuidad al instinto más básico de todos, la supervivencia, aunque también podríamos considerar ingredientes como un narcisismo trascendental o un caprichoso apego por la vida.

Entre ciertos círculos, por ejemplo la élite mundial, la persecución de la larga vida, y en particular el combate del envejecimiento, podría ser aún mayor si consideramos que es un circuito intensamente estimulado por el ego, la vanidad y, en general, el poder. Y no es novedad que en estos contextos se recurre a tratamientos sofisticados, y obviamente muy costosos, para verse joven, mantener o extender la belleza física o neutralizar las consecuencias de estilos de vida pocos saludables.

Sin embargo, uno de estos recursos, cuya existencia se ha rumorado desde hace ya un tiempo, tiene algo de escalofriante: realizar periódicamente transfusiones de sangre extraída a niños y reinsertada a adultos para mantener el organismo joven.

Esta práctica, incluida dentro del campo de la *parabiosis*, podría ser más común de lo que imaginamos. De hecho, en una entrevista para el medio Inc.com, Peter Thiel, fundador de PayPal y quien por cierto apoyó a Trump en su campaña, definió este recurso como lo más cerca que la ciencia moderna está de crear una panacea antienvejecimiento. 

Y si bien Thiel ha afirmado que no ha comenzado en forma a someterse a estos tratamientos, Gawker reportó en algún momento que se rumoraba que este personaje gasta alrededor de 40 mil dólares cada 3 meses para hacerse de una transfusión sanguínea que proviene de un joven de 18 años.

Los primeros antecedentes de experimentos en torno a la parabiosis se registraron a mediados del siglo XX y se cree que hoy, aunque aún no se implementa de forma tan abierta y comercial, existen varias personas, entre ellas algunos de los más exitosos empresarios de Silicon Valley y celebridades de Hollywood, que podrían ya estar gozando de las *mieles* de esta práctica.

El esquema recuerda un poco los escenarios imaginados =¿o semidescritos?= de las novelas de Breat Easton Ellis y, aunque aún no hay nada confirmado =como quizá jamás se confirmarán muchos de los hechos históricos que ocurren al interior de estos círculos=, al menos sirve como un metafórico recordatorio alrededor de la ambición obsesiva y el ego inconmensurable que caracterizan a la cúspide de la élite mundial.

Bueno..., buen abordaje por cierto y con mucho asidero ya que los datos tanto de Michael Snyder como los del artículo anterior, no son sólo un rumor;



Ni era de extrañar que efectivamente la ciencia siga buscando denodadamente la prolongación de la vida o directamente la inmortalidad, como tampoco es de extrañar que esa élite que sabemos existe, y que dispone de los recursos económicos que las mayorías no disponemos, tuvo, tenga y tendrá acceso exclusivo a algún elixir que se pueda descubrir en algún momento, si es que ya...no lo han descubierto.
Pero esos terrenos son para las meras especulaciones que bien podrían ser muchas y de lo más variadas.

Me suena como algo no casual que la industria de Hollywood se haya empeñado en los últimos años en producir series y películas referidas al *vampirismo*...que basta con buscar en nuestros canales de sistema por cable como para empacharse con ésta temática.

Y como para darle un rasgo realmente serio al tema, acudí a las fuentes académicas, hasta llegar a los estudios del Dr. Alfredo Jesús López Dávila, Ph. D.
El paper es sumamente extenso así que voy a extraer algunas partes interesantes como para ir redondeando la cuestión;

-La parabiosis se define como la coexistencia física de dos seres vivos que ocurre espontáneamente =hermanos siameses= o es inducida quirúrgicamente en ratas o ratones, desarrollando una circulación sanguínea compartida y un intercambio rápido y continuo de células y factores sanguíneos =Bunster & Meyer, 1933=. A los animales quirúrgicamente unidos se les denomina parabiontes y debido a que están conectados únicamente por su circulación común, este es un modelo sumamente útil para determinar el efecto de factores que circulan en sangre sobre tejidos específicos.

La parabiosis se ha practicado por más de 150 años y recientemente en las revistas de más alto impacto se nota un claro incremento tanto en el número de investigaciones experimentales que la utilizan como en la cantidad de revisiones de literatura sobre los últimos hallazgos efectuados. Lo anterior se debe a que actualmente la parabiosis se puede combinar con los métodos modernos de la biología molecular, lo cual fortalece enormemente la calidad de las conclusiones y permite profundizar en el mecanismo molecular que explica los fenómenos sistémicos observados.

Los primeros estudios de parabiosis conocidos datan de 1860 y fueron practicados por Paul Bert en el laboratorio de Claude Bernard en París . En estos experimentos, los dos parabiontes simplemente eran unidos por suturas en su piel, en sus músculos o en la pared abdominal. Bert demostró que luego de pocos días los dos animales compartían la circulación sanguínea, valiéndose de audaces experimentos. Entre otras pruebas, Bert inyectó belladona en uno de sus parabiontes y pronto observó la aparición de midriasis en los ojos del otro parabionte =Finerty, 1952=.

La midriasis inducida por la belladona se debe a que esta contiene atropina, que es un bloqueador de los receptores muscarínicos de acetilcolina presentes en el músculo esfínter pupilar del ojo, lo que impide que el sistema nervioso parasimpático ejerza su efecto de reducir el diámetro de la pupila =Moeller & Maxner, 2007=. De hecho, el nombre belladona proviene del italiano y significa mujer bella. Esto se debe a que antiguamente las mujeres la utilizaban en sus párpados para inducir midriasis en sus pupilas y dar un aspecto más atractivo, gracias al mecanismo descrito.

Recientemente se publicó un estudio en la revista Cell que incluye parabiosis heterocrónica =los dos parabiontes son de diferente edad= e isocrónica =los dos parabiontes son de la misma edad= por cuatro semanas =Loffredo et al., 2013=. En la parabiosis heterocrónica, un parabionte era un ratón de 2 meses y su pareja un ratón envejecido de 23 meses. En la parabiosis isocrónica se utilizó dos ratones de 2 meses o dos de 23 meses. Antes y después del experimento los autores determinaron la relación peso del corazón / longitud de la tibia de los animales, que es utilizado para relativizar el tamaño del corazón al tamaño del animal.

Los autores demostraron, que con respecto a ratones viejos no parabióticos, así como con respecto a ratones parabióticos isocrónicos viejos, los ratones parabióticos heterocrónicos viejos =aquellos ratones viejos que fueron unidos por cuatro semanas con ratones jóvenes= tienen significativamente más pequeño el índice peso del corazón / longitud de la tibia. Adicionalmente, los autores encontraron que los cardiomiocitos de los ratones parabióticos heterocrónicos viejos fueron significativamente más pequeños que los de ratones viejos no parabióticos, así como de ratones parabióticos isocrónicos viejos.

Todo esto significa que cuando los cardiomiocitos envejecidos de un ratón de 23 meses son sometidos a la circulación sanguínea de un ratón de 2 meses, el fenotipo celular hipertrófico del ratón envejecido involuciona y se asemeja más al de ratones jóvenes, al tiempo que el corazón como un todo reduce su tamaño.

Recientemente, un interesante estudio de parabiosis publicado en la revista Nature =Villeda et al., 2011= analizó el efecto de esta sobre la neurogénesis, el aprendizaje y la memoria en ratones. 

La neurogénesis es la generación diaria de miles de neuronas en el sistema nervioso central y está relacionada a procesos cognitivos como el aprendizaje y la memoria =Deng, Aimone, & Gage, 2010=. Inicialmente los autores analizaron cambios que se presentan en el giro dentado del hipocampo =una estructura cerebral relacionada con la memoria en ratones y humanos= cuando los ratones envejecen y encontraron disminuciones en la neurogénesis, incrementos en la neuroinflamación, disminución en la plasticidad sináptica =capacidad de formar nuevas sinapsis o modificar las ya existentes, proceso muy relacionado con el aprendizaje =Morgado-Bernal, 2011 y trastornos de ciertas funciones cognitivas=.

Seguidamente se demostró que la parabiosis isocrónica de dos ratones jóvenes =3 a 4 meses= o de dos ratones viejos =18 a 22 meses=, no generó cambios en la neurogénesis de los animales. Por el contrario, la parabiosis heterocrónica de un ratón joven con uno viejo aumentó la neurogénesis en el animal viejo y la redujo en el joven. 

Adicionalmente, en ratones jóvenes no parabióticos, la neurogénesis, la capacidad de aprendizaje y la memoria se vieron negativamente afectadas cuando fueron inyectados con plasma de ratones viejos, cosa que no sucedió cuando fueron inyectados con plasma de ratones jóvenes. En su conjunto, estos resultados sugieren que existen factores circulantes que tienen un efecto inhibitorio de la neurogénesis, que tienen relevancia funcional porque deterioran la función cognitiva y que se producen más en los animales viejos.

Mmmm..uno lee éstas cosas que hacen los científicos *a puertas cerradas* y genera cierto escozor ¿no?..
Curioso cómo para un órgano como el corazón la parabiosis funciona, es decir que al individuo viejo le devuelve mágicamente el tamaño y las funciones *sanas* gracias a la infusión de sangre del individuo jóven, pero con respecto a las neuronas del sistema nervioso central ahí...no hay solución, lo que es peor, si al individuo jóven se le infunde la sangre del viejo, le termina envejeciendo las neuronas...

Ésto me lleva a pensar en esa negación que tienen por ejemplo los Testigos de Jehová con la stransfusiones de sangre.
Para ver la razón de ésta restricción hay que remitirse a Génesis 9:4, Levítico 17:14, y Hechos 15:20.

-Después del Diluvio, Dios les permitió a Noé y a su familia consumir carne animal, pero con una salvedad: *Solo carne con su alma =su sangre= no deben comer*.
-*No deben comer la sangre de ninguna clase de carne, porque el alma de toda clase de carne es su sangre. Cualquiera que la coma será cortado*.

Bueno...esas amenazas bíblicas son similares a otras tantas, por ejemplo la de no comer del Arbol de la Vida...
*El alma está en la sangre*...buen dato..

¿Ser cortado? es la amenaza, supongo que eso implicaría ser destruído eternamente por ese dios o jamás poder gozar de su protección, porque si ser cortado implicara morir, pues...todos morimos de una forma u otra, razón por la cual, prohibir *comer* =que en realidad es beber sangre líquida= sangre, tendría únicamente una función más bien terapéutica ya que efectivamente, beber sangre implicaría serios problemas si esa sangre contiene hepatitis, sida, y demás.

Pero las amenzas de aquél dios siempre me han sonado más bien a...miedo.., algún tipo de miedo que es frecuente en los relatos bíblicos, por ejemplo aquello de ;

*Entonces el SEÑOR Dios dijo: He aquí, el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal; cuidado ahora no vaya a extender su mano y tomar también del árbol de la vida, y coma y viva para siempre*.

Algo hay en la sangre..y no me cabe duda alguna, algo hay que aquél dios no quiere que encontremos porque tal vez podría ser algo...que no ha de convenirle, según sus viejos planes...por ejemplo que en ella se encuentre algo similar a lo que había en aquél misterioso árbol de la vida, y al parecer los dioses no quieren competencia...jeje, la inmortalidad la quieren para ellos solos. 

Quizás forme parte de un lógico sistema que así debe funcionar para ellos, porque...¿se imaginan a éstos 7 mil millones que somos de repente poder ser inmortales?, mientras tanto nos seguiríamos reproduciendo como conejos, entonces...ni el planeta ni los recursos alcanzarían para albergar a =por citar una mera cifra= 21 mil millones de inmortales.

Pero bueno, tranquilos dioses, que para eso han sabido muy bien inventar en nuestra mente el concepto de *reducción de población*, con guerras, hambrunas, pestes, glaciaciones, etc...

Tal vez si en la sangre se descubre el elixir de la inmortalidad, no estará accesible para todos..quizás algún selecto grupo pueda gozar únicamente de ese privilegio.
Yo nunca recibí una transfusión, y francamente...la idea no me seduce ni me interesa.

Cuando pienso en esos niños que nacen con serias deficiencias neuronales pienso en el experimento citado por el Doc cuando a un ratón jóven se le inyectó plasma de un individuo viejo...y esa neurogénesis funcionó a la inversa.., cuando los arcontes del destino que trabajan en sus laboratorios invisibles nos crean mediante minuciosos procedimientos relatados perfectamente en el Nag Hammadi..uno se pregunta si vale la pena que nuestra ciencia siga intentando en vano modificar cosas que son un imposible dado que por encima de ésta ciencia está la otra lo suficientemente poderosa como para ser derrotada por creaciones materiales tan insignificantes como somos.

Pero ojo, yo no me opongo a que la ciencia intente hacernos ésta corta vida un poco más llevadera, a nadie nos gusta estar enfermos ni padecer dolores o trastornos, mucho menos que los sufran nuestros seres queridos, una mejor calidad de vida en lo referente a la salud ayuda y mucho a no tener que distraer nuestros pensamientos precisamente en autocompadecernos por causas de enfermedad o carencia de salud, y creo que con la conclusión final del Dr. López Dávila todos vamos a coincidir con él;

-La sangre es mucho más que un líquido transportador de gases y nutrientes. La sangre encierra enormes cantidades de factores circulantes que por su efecto en diversos tejidos, pueden modificar sensiblemente la composición corporal, los sistemas cardiovascular, nervioso, muscular esquelético y ciertas funciones cognitivas cerebrales, entre otros aspectos esenciales de la calidad de vida y salud del ser humano.

Por medio de estudios de parabiosis se puede deducir la existencia de estos factores, su completa identificación así como la secuencia de eventos celulares y moleculares que explican sus acciones beneficiosas o contraproducentes, no siempre ha sido posible, pero recientemente se han dado logros enormes. 

Los modelos animales y humanos de ejercicio combinados con los nuevos métodos de la biología molecular pueden contribuir significativamente a llenar estos vacíos de conocimiento, pues sirven de complemento a los estudios de parabiosis, hasta ahora publicados, para avanzar en el conocimiento fisiológico y fisiopatológico básico, que a su vez constituye la base de la medicina y las diferentes formas de terapia.

Además, a futuro este tipo de estudios permitiría generar mejoras en la prescripción de ejercicio, dirigidas a pacientes con cardiomiopatías, trastornos neuromusculares o de composición corporal y cognitivos, así como a atletas y adultos mayores.

Finalmente, es obvio que los mecanismos celulares que se puedan descubrir pueden ser sujeto de manipulación farmacológica en el futuro.
En nuestras manos está asumir todos estos retos y sueños.

Después de todo, Cristo lo dejó en claro cuando nos dijo que ansiar la vida de éste mundo era estar muertos...Qué duda podríamos tener en esa Verdadera Ciencia, la del Maestro.., qué clara la tenía cuando nos la explicó hace 2000 años ¿no?. 

Porque si se nos va la vida sufriendo por envejecer y saber que un día vamos a morir, no estamos haciendo más que desperdiciarla corriendo detrás de algo que en definitiva no es la solución para lo Verdaderamente importante, que no es luchar contra un designio prodigioso y perverso de ponermos límite a la carne, sino aprovecharla para que sea la última vez que tengamos que regresar a ser marionetas de una función que nos necesita pensando en la ficticia muerte, la de la carne, y no en la otra...en la que ciertamente deberíamos poner toda nuestra atención.

Vivir pensando en prolongar la vida humana o incluso alcanzar la inmortalidad es a mi criterio otra de las tantas trampas al servicio de nuestra involución, que podrá renovar a un corazón inyectándole sangre de alguien jóven, pero no logrará frenar la muerte de nuestras neuronas, esas que necesitamos lo más sanas posibles antes de que empiecen a hacernos sus cortocircuitos. Para qué una piel jóven, un largo cabello, o un potente corazón nuevo si lo que nos permite pensar y razonar..se arruina.., y eso está en nuestro cerebro..

Más vale un cuerpo viejo y un pensamiento lúcido creo..., sería práctico poseer cuerpo y mente en buen estado pero si hay que optar...me quedo con las pocas neuronas que puedan seguir funcionando, porque ellas serán en definitiva las que nos conecten con ese fruto de ese Árbol que no necesita de éste planeta para nutrir raíces que se pudren, las otras...están muy lejos de aquí y con esas sería bueno enraizarnos...creo.

Gilgamesh***

Fuentes;
-endoftheamericandream
-pijamasurf
-thedailybeast
-ucr

7 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

EN LA GUARIDA CON FRANA dijo...

Es pura empatía simbiótica, veras esta subiendo un video, tardan muchísimo.
En el doy a escoger entre dos temas por profundizar, uno de ellos es la copa de Licurgo.
Rockefeller lleva ya trasplantados 23 corazones, va por el 24 proximamente, los Rothschild tenían esta copa que debía llenarse con algo....
Pero se enterró dentro de los misterios, junto con las Diosas.

Ello llevo a que se usara sangre y grasa de niño inferior a seis años para "rejuvenecer" una de las famosas "sacamantecas" españolas llego a vender hasta la grasa de sus hijas, algo muy tétrico ocurrido entre finales del XIX y principios del XX.

La copa de Licurgo hoy a sorprendido al ser entregada al Museo Británico para su análisis (pagar el oro a la Reina) al analizarla han hallado lo que ellos llaman Nanotecnología romana del siglo I yo lo llamo el ultimo vestigio que no descubrirán afortunadamente.

Parece que ambos rondamos ondas similares....

Abrazo, tan entusiasmada aprendiendo en este nuevo mundo pendiente de responder pero feliz de leerte a diario, pudiendo comentar extensamente.
Cuando suba el video podras ver imagenes de la famosa copa que tanto interés ha tenido para ciertas elites.

MUCHO AMOR (es la clave)



Néstor González dijo...

Hola amigo que bueno te pasaste eso fue espectacular sobre todo lo que dijiste al final. Estoy sin palabras un gran abrazo

JJ dijo...

Ufff cuantas cosas vienen a mi cabeza, pe. Cómo es que se ha dicho siempre que el ex Rey Juan Carlos es hemofílico, carencia de factor VIII en sangre para coagular, y sin embargo, siempre lo he visto como un hombre normal, es el único hemofílico que he visto permanecer bastante sano a lo largo de toda su vida, el resto suelen tener etapas muy malas aún teniendo la enfermedad de modo leve. Siempre he pensado que algo más que dinero y buenos médicos hay detrás.

El alma está en la sangre, guaooo!!! Por algo la concepción humana requiere una buena excitación que garantice la irrigación sanguínea no sólo del pene sino más aún una potente vasodilatación en el útero que garantice la sujeción del embrión.

Me parece ver una élite religiosa camuflada de ciencia agnóstica renovando sus rituales satánicos por modernos avances tecno-saludables. Pero el lobo aunque se vista de lana, lobo se queda.

Me has removido muchas cosas con este post Gilga, súper interesante. Graaaacias

Gilgamesh el inmortal dijo...


Amigos les debo la respuesta para mañana ¿sí? la conexión está fatal, a vuelo de pájaro vuestros aportes como siempre ¡geniales!, paciencia please.
Frana-Néstor-JJ, + Ale

Alquimista dijo...

Jeje tengo la suerte de tener a mi lado a personas especiales unas bueno ya se fueron...aún con la ignorancia que nos envuelve a todos...y la dualidad en la que estamos en este mundo...ver esas chispas de luz entre algunas personas me pone de muy buen humor...lo demas bueno.... ingeniería social como dice Gilga...saben? pude ver varios cambios o milagros como dicen algunos...eso le alegra mucho...este post me hizo analizar algunas cosas, en especial las esencias de cada individuo...muy interesante...hoy desperté diciendo Padre...y me sentí muy bien jaja saludos espero que todos estén bien!!!

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro y 4+;
muchas gracias


EN LA GUARIDA CON FRANA;
Gracias hermanita!! lo voy a ver...me suena eso del Licurgo debo haber leído, lo veré amiga, ¡graciassss!!


Néstor González;
¡de nada amigo! me alegro, gracias por valorar, abrazo.


JJ;
¡¡¡grandeeeee!! lo del Rey una excelente observación de tu parte, y tu aporte sobre esa relación de la irrigación para nuestros órganos reproductivos...¡¡¡geniallllllllll!!! caray ¿ven que somos un equipazo? ¡gracias JJ¡ tu aporte me invita a investigar sobre lo de la irrigación y los arcontes en predeterminar esas condiciones imprescindibles para que nos reproduzcamos como conejos, y la sangre...la sangre tiene al alma...Abrazo!!


Alquimista;
cuánto me alegra eso hermano, pese a todo, nunca perder la asunción de esa fuerza que mora en nosotros, que es capaz de darnos alegría en medio de tantas miserias, pero sería egoísta entonces alegrarse solos y es por eso que hay tan bellas personas compartiendo honestamente su alegría y sus conocimientos. Yo tb doy gracias al Padre cada día, no me puedo quejar d enada en absoluto. Fuerte abrazo hermano