viernes, 10 de febrero de 2017

* Empoderamiento *

***Bella noche de alfinViernes para todos.

Un querido amigo y hermano lector de éste blog está afrontando unos retos de la vida que cuando llegan suelen hacerlo en catarata y en seguidilla o como decimos aquí, *como cachetada de loco*.

De manera privada me puso al tanto de su situación, y como fué por privado considero que no debo citarlo, pero sí me permito mencionar el caso para pedirles a todos quienes se sienten parte de ésta especie de familia virtual que formamos bajo el pretexto de un blog, que envíen toda la fuerza, la energía y el amor a éste queridísimo amigo y excelente ser humano.

Compañero de reflexiones y de pensar un mundo distinto, sabio y honesto.
Le diré entonces *Waterman* para no develar su identidad, y que todo ese amor que muchos de ustedes han sabido experimentar lo enfoquen a éste amigo, para que los problemas serios de salud de sus familiares sean minimizados, y que quienes salen de su entorno estén protejidos vayan donde vayan, y que éste amigo tenga la fortaleza para seguir de pie como ese hombre valiente que es y al cual le decimos que no está solo.., 

¡no estás solo amigo..!

Muchas gracias a ustedes, que seguramente atenderán mi pedido.

Empoderarnos...empoderamiento, palabra que suelo utilizar desde hace un tiempo y que tal vez algunos no sepan que significa.
Y luego de que lean la descripción, se darán cuenta de que siempre vamos a recaer en lo mismo; 
la mente-el cerebro-los pensamientos-la actitud.
Vamos con la definición;

Proceso por el cual las personas fortalecen sus capacidades, confianza, visión y protagonismo como grupo social para impulsar cambios positivos de las situaciones que viven.
La filosofía del empoderamiento tiene su origen en el enfoque de la educación popular desarrollada a partir del trabajo en los años 60 de Paulo Freire, estando ambas muy ligadas a los denominados enfoques participativos, presentes en el campo del desarrollo desde los años 70.

Aunque el empoderamiento es aplicable a todos los grupos vulnerables o marginados, su nacimiento y su mayor desarrollo teórico se ha dado en relación a las mujeres.
Su aplicación a éstas fue propuesta por primera vez a mediados de los 80 por DAWN-1985, una red de grupos de mujeres e investigadoras del Sur y del Norte, para referirse al proceso por el cual las mujeres acceden al control de los recursos =materiales y simbólicos= y refuerzan sus capacidades y protagonismo en todos los ámbitos.

Desde su enfoque feminista, el empoderamiento de las mujeres incluye tanto el cambio individual como la acción colectiva, e implica la alteración radical de los procesos y estructuras que reproducen la posición subordinada de las mujeres como género.

Desde entonces, el término *empoderamiento* ha ampliado su campo de aplicación. Por un lado, de su inicial utilización exclusivamente en los análisis de género, ha pasado a aplicarse al conjunto de colectivos vulnerables, habiendo adquirido una amplia utilización en los estudios sobre el desarrollo, el trabajo comunitario y social, o la cooperación para el desarrollo. 

Por otro lado, si originariamente el concepto era patrimonio de los movimientos de mujeres, después ha comenzado a ser utilizado también por las agencias de desarrollo, las naciones unidas, el banco mundial o algunos estadistas.

Sin embargo, para cada cual el significado del empoderamiento es diferente. Para estos nuevos usuarios del término, el empoderamiento significa un incremento de la capacidad individual para ser más autónomo y autosuficiente, depender menos de la provisión estatal de servicios o empleo, así como tener más espíritu emprendedor para crear microempresas y empujarse a uno mismo en la escala social. 

También implica mejorar el acceso tanto a los mercados como a las estructuras políticas, con el fin de poder participar en la toma de decisiones económicas y políticas. En definitiva, supone en realidad un proceso que lleva a una forma de participación, pero que no cuestiona las estructuras existentes.

Por el contrario, la visión de los grupos de mujeres y otros movimientos sociales va más allá. 
El empoderamiento sería una estrategia que propicia que las mujeres, y otros grupos marginados, incrementen su poder, esto es, que accedan al uso y control de los recursos materiales y simbólicos, ganen influencia y participen en el cambio social. 

Esto incluye también un proceso por el que las personas tomen conciencia de sus propios derechos, capacidades e intereses, y de cómo éstos se relacionan con los intereses de otras personas, con el fin de participar desde una posición más sólida en la toma de decisiones y estar en condiciones de influir en ellas.

En este sentido, Friedman-1992 señala que el empoderamiento está relacionado con el acceso y control de tres tipos de poderes:

a- el social, entendido como el acceso a la base de riqueza productiva
b- el político, o acceso de los individuos al proceso de toma de decisiones, sobre todo aquellas que afectan a su propio futuro
c- el sicológico, entendido en el sentido de potencialidad y capacidad individual.

De forma similar, Rowlands-1997 señala tres dimensiones:

a- la personal, como desarrollo del sentido del yo, de la confianza y la capacidad individual
b- la de las relaciones próximas, como capacidad de negociar e influir en la naturaleza de las relaciones y las decisiones
c- la colectiva, como participación en las estructuras políticas y acción colectiva basada en la cooperación.

Como se puede apreciar, el empoderamiento tiene fundamentalmente una dimensión individual y otra colectiva. La individual implica un proceso por el que los excluidos eleven sus niveles de confianza, autoestima y capacidad para responder a sus propias necesidades. Muchas veces, las mujeres y otros marginados tienen interiorizados los mensajes culturales o ideológicos de opresión y subordinación que reciben respecto a sí mismos, en el sentido de que carecen de voz o de derechos legítimos, lo que redunda en su baja autoestima y estatus.

Trabajar por su empoderamiento implica en primer lugar ayudarles a recuperar su autoestima y la creencia de que están legitimados a actuar en las decisiones que les conciernen. Este proceso de concienciación puede ser largo y difícil, por lo que a veces las organizaciones de ayuda se ven tentadas de trabajar no con más excluidos, sino con aquellos colectivos con un mínimo de conciencia y organización, para reducir el riesgo de fracaso.

La dimensión colectiva del empoderamiento se basa en el hecho de que las personas vulnerables tienen más capacidad de participar y defender sus derechos cuando se unen con unos objetivos comunes, por ejemplo: las mujeres que se agrupan para exigir títulos de propiedad, los campesinos que ocupan haciendas improductivas, o los vecinos que reclaman canalizaciones de agua en su barrio.

Es interesante señalar que, con frecuencia, el agrupamiento en torno a un proyecto concreto y limitado =pozos de agua, microcréditos= puede dar pie a un proceso de empoderamiento, consistente en la toma de conciencia sobre la situación de injusticia u opresión en la que se vive =desigual acceso social al agua, prácticas abusivas de los usureros, etc.= y la consiguiente búsqueda del cambio. 

En este sentido, Moser-1991 señala que las organizaciones de mujeres más efectivas en los países en desarrollo son las surgidas en torno a necesidades prácticas de las mujeres en el campo de la salud, el empleo o la provisión de servicios básicos, necesidades que dieron pie a alcanzar otros intereses estratégicos de género identificados por las propias mujeres.

Desde esta perspectiva, el empoderamiento de las mujeres, y lo mismo podría decirse para otros sectores, implica:

a- La toma de conciencia sobre su subordinación y el aumento de la confianza en sí mismas =poder propio=.

b- La organización autónoma para decidir sobre sus vidas y sobre el desarrollo que desean =poder con=.

c- La movilización para identificar sus intereses y transformar las relaciones, estructuras e instituciones que les limitan y que perpetúan su subordinación =poder para=.

Esta manera de entender el empoderamiento de las mujeres no identifica el poder en términos de dominación sobre otros, sino como el incremento por las mujeres de su autoestima, capacidades, educación, información y derechos; en definitiva, como el control de diversos recursos fundamentales con objeto de poder influir en los procesos de desarrollo.
La aparición y la evolución del término *empoderamiento* se ha dado en el marco de un cuestionamiento del concepto convencional de *desarrollo*, visto como mero crecimiento económico.

De este modo, el empoderamiento guarda una estrecha relación con el enfoque del desarrollo humano, entendido como un incremento de las capacidades de las personas, y con varias dimensiones emparentadas con éste: la participación comunitaria, la toma colectiva de decisiones, el buen gobierno, etc.

En este sentido, como dicen Keller y Mbwewe en Moser-1991, el desarrollo sería un proceso de empoderamiento, es decir, *el proceso mediante el cual las personas llegan a ser capaces de organizarse para aumentar su propia autonomía, para hacer valer su derecho independiente a tomar decisiones y a controlar los recursos que les ayudarán a cuestionar y a eliminar su propia subordinación*.

Empoderarse es en definitiva dejar de victimizarse y de quedarse atado a las propias ataduras, que son mentales.
Y cuánto atan esas creaciones invisibles que casi me atrevería a decir, que son las causales de muchas de nuestras desventuras.
Muchas veces hablé de ésto, de *empoderar el Espíritu*, porque ahí está el motor de nuestra liberación.

Han visto que en las definiciones el sujeto o el colectivo en cuestión es vulnerable, y en su vulnerabilidad que mucho tiene que ver con el tipo de vida que le ha tocado y su entorno, se echa a llorar sus desventuras o termina siendo un despojo que acepta limosnas.

Necesita saberse primero, que tiene derechos, y que es tan ser humano como cualquiera, y que debe *independizarse* de *esperar* de los otros lo que esos otros no le resolverán, y que socialmente quienes deben ocuparse y no lo hacen tienen que *enterarse* de que les estoy exigiendo que cumplan con sus obligaciones, que me cansé de dejarlos no hacer nada y que a partir de ahora les voy a picar y picar como si fuera un tábano caprichoso hasta que me atiendan.

Empoderarse socialmente es dejar de estar divididos y *juntarse* para que un objetivo en común pueda plasmarse en la realidad, y que ya no será un solo tábano sino una *tabanada* bastante molesta e imposible de des-oir.

Cuando nuestro Espíritu =Poder de Poderes Superiores= está adormecido, somos vulnerables a todo, sea en lo personal como en lo grupal, porque lo que nos oprime nos necesita anémicos, abúlicos, débiles, insignificantes, sumisos, miedosos, y no hablo exclusivamente de *lo social* hablo también de *lo individual*, quizás...el peor enemigo a vencer si no somos capaces de tomar el timón de nuestro propio barco.

Empoderar al Espíritu no requiere ni de fuerza, ni de soberbia, ni de violencia, porque la herramienta más poderosa del Espíritu es el Amor, y si alguien cree que el amor es debilidad, se equivoca..

El Amor que es Paz, no necesita de violencia para derrocar al odio y a sus parientes nefastos, su simple despliegue obra en la Sabiduría de hacer lo que hay que hacer sin enervar un solo músculo, sino lo más importante que tenemos, el cerebro, ese que piensa y cuando piensa en el Espíritu y lo empodera, ideas, palabras y acciones se manifiestan por sobre cualquier atadura o creación humana/inmaterial.

Ese Espíritu suele ser un fracaso para quienes creen que está ahí para resucitar muertos, hacer dinero, o conseguir pareja, la función del Espíritu nada tiene que ver con la carne y la materia, sino con sacarnos de estar muertos en vida para estar vivos cuando llegue la temida muerte.

No es su función romper el destino que los arcontes nos han prefijado para ésta perversa etapa material, sino enseñarnos a que las desventuras de ese destino no nos hagan ignorar el Amor, porque ignorarlo es volvernos arcontes, y quien vive como arconte renacerá como arconte hasta que regrese 70 mil veces 7 y quizás un día decida empoderar a su Espíritu.

Empoderarse entonces es dejar de asumirnos débiles, es la capacidad de afrontar los dislates de éste mundo material con entereza, con valor y reitero...con Amor.

Una trompada derriba al enemigo, pero no elimina su odio ni su sed de venganza, cuando un disparo o una puñalada elimina al enemigo, lo saca de éste nivel pero lo va a crear en el próximo cuando nos encontremos con él...y quizás el revólver o el puñal los tenga él.

Esa es la ley perversa que puede parecer sabia, pero no es más que el entretenimiento de quienes nos necesitan yendo y viniendo para alimentarse ellos a merced de nuestro olvido, y por eso nos quitan la memoria, por eso es menester *empoderar* a nuestro Espíritu aquí y ahora, ¡¡¡HOYYYYYYY!!! sin importar cuánto tiempo hemos perdido errando en el pasado.

Por eso el Maestro dijo que había que PERDONAR Y PEDIR PERDÓN, porque quien no perdona ni pide perdón vive en el error, y no disuelve las malas acciones que nos hacen vivir en un bucle que se va a repetir cuando dejemos el cuerpo, esa atroz máquina de reciclaje que nos necesita des-empoderados del Espíritu.

Si los tecnócratas de seductores cursos y de la actual filosofía del *éxito* creen haber inventado en la palabra *Empoderamiento* un recurso para ganar dinero o sacar ventaja, desde aquí les decimos que hace 2.000 años ...la Gnosis de un tal Cristo...les ganó de mano, y que esa Gnosis ni se compra ni se vende...



Post dedicado a *Waterman*, ese hermano querido y amado, en quien confío en su sabiduría para estar de pie, aún en circunstancias difíciles, y que nuestras lágrimas de emoción son abrazos, y nuestro Espíritu es como una espada que ni corta ni mata, es un haz de luz que lo sostiene incólume, y que lo acompaña en ésta ficticia distancia, porque a la Vera Luz nadie la puede ni frenar ni ensombrecer ni destruír, porque es la sangre del Padre..

Namasté hermano querido.



Gilgamesh***

Fuente;
-dicc.hegoa

9 comentarios :

Marta dijo...

Me sumo a tus palabras para waterman ánimo,fuerza, aplomo y sobre todo mucho amor.Mejor vivir sin miedo, hoy salí a ver el eclipse y pedí por ello al cielo ,por una vida en la que no estemos atados al miedo que es lo que quieren ,Emponderemonos! Abrazos grandes para todos

Néstor González dijo...

Que bonito amigo el amor puro y sincero tus palabras. un gran abrazó amigo waterman que bonito saber que no estamos solos y tu amigo waterman no estás solo nunca estuviste sólo menos ahora que bonito es el amor

LILIANA MORENO dijo...

Un abrazo Waterman! Mi energía positiva esta contigo! Creo que a veces se vale estar extenuado, se vale tener miedo y hasta estar petrificado! Yo lo he sentido en estos ultimos tiempos! A veces la impotencia ante no solo las enfermedades, sino las circunstancias que nos han tocado vivir, nos paralizan., nadie sabe con la sed que otro vive dice el dicho! Pero como muy bien a mi mod de ver nos exhorta Gilga, el podernos empoderar y retomar nuestra propia vida, el poder continuar y renacer dentro de las cenizas , el poder aceptar que somos efímeros, que si estamos aquí, debemos seguir adelante dando lo mejor de nosotros a los que nos rodean y aportando lo máximo que podamos a los demás, nos permite caminar con la cabeza erguida, siendo apoyo para los que nos necesitan. Ojalá te llenes de fortaleza y barraquera. Ojalá en medio de la oscuridad y de la tristeza surjan en ti pensamientos positivos, soluciones si existen, capacidad de aceptar y afrontar con tranquilidad el destino si no existe una solución y sepas que estas pequeñas lucecitas de energía que aunque no te conozcan están contigo!!!

Liliana

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Animo y fuerza para afrontar estos momentos duros y los que esten por venir AmigO Waterman.
Mis mejores deseos para afrontar, no estas solo en esta experiencia.....
Fuerte abrazo, Namaste.

LEHAIM.

Gustavo Castañeda dijo...

Hola Gilga y amigos de TF.
Les quiero dedicar a todos y especialmente a Waterman, esta profunda frase de deseo:
Que la misericordia infinita del cósmico se infunda en nuestro ser
y que nos haga dignos y merecedores del conocimiento necesario
para que la luz del conocimiento pueda iluminar nuestra ignorante obscuridad .

Con esto ,tambien quiero agradecer a Gilga su trabajo altruísta y especialmente claro y práctico , al transmitir este valioso conocimiento para salir del ego, y por esto le recomiendo a todos los "Waterman" que analicen bien este post por que dentro podemos encontrar palabras claves para el desarrollo de nuestra existencia.
Y un ejemplo que nos sirve a todos ,está en como nos puede influir de mal, en elegir tomar el concepto de una palabra tan importante como ( empoderamiento )solo para un fin material o superfluo , cuando ahora sabemos gracias a Gilga que el concepto que mas nos interesa aplicar es el del empoderamiento en el espíritu.
Abrazo para todos !!!!

eleritzo espaider dijo...

..el AMOR..llega a todos los rincones del universo,se crea o no..la LUZ que hay en esta casa..ciega levemente pero.. su calor lo inunda todo..y llega siempre a su destino..encender otra luz..hoy brilla una nueva..de corazón..Namasté.

JJ dijo...

Amén Gilga, me uno en oración por nuestro amigo Waterman, no estás sólo, el padre está contigo y está en ti, siéntelo, confía en él y en ti. Siempre tras la tormenta llega la calma, después de los tiempos malos llegan los buenos y premian a los que no rindieron sus almas...no es mía, es una canción de Willie Colón que siempre canto cuando hay tormenta.
Un fuerte abrazo para todos

Gilgamesh el inmortal dijo...


Ale y 7+;
muchas gracias.


Marta-Néstor-LILIANA MORENO-Alejandro Arrabal Díaz-Gustavo Castañeda-J.J;

a todos ustedes muchas gracias por atender mi pedido, pero mucho más por éste hermano, que es parte de nosotros, en él somos nosotros, y en nosotros somos él. El Padre sin duda alguna les está retribuyendo ese AMOR que no se compra ni se vende, se experimenta. Abrazo para todos ustedes.



eleritzo espaider;
en hora buena hermano, en hora buena...

Manuel dijo...

Que el Espíritu de Verdad le ayude a coger el camino correcto, por mi parte todo mi apoyo, y transmitirle mi deseo de que sortee todas dificultades, mi palabra de aliento y animo, afecto y cariño sin medida que es lo que le puedo ofrecer en este instante. Un fuerte abrazo amigos.