sábado, 11 de febrero de 2017

* Galicia; cuando la Gnosis fué extirpada de España *

***Hermosa noche de Sábado para todos.

Ha sido un día sumamente positivo en materia de Conocimiento, les he dejado libre el mediodía y lo he aprovechado para seguir confirmando tantas cosas que comparto con ustedes.
Aquella Filosofía aburrida y tediosa ha sido una de las claves para poder ir re-descubriendo =tal como les suelo decir= esos misterios que encierra la Gnosis y específicamente el Nag Hammadi, tanto material...que ¿sinceramente? no sé cómo voy a hilar para poder compartirlo aquí.

Sólo decirles que las refutaciones o intentos de desprestigiar al Gnostiscismo aduciendo que son *copias* o conceptos basados en la Filosofía Griega...como si eso fuera causa de que son falaces....no hacen más que confirmar el carácter de *peligrosos* para el poder establecido.

Pero como en el Conocimiento, inabarcable dentro de nuestra posibilidad de corta vida material, una cosa te va llevando a la otra...y así, 10 horas de lectura como las que me he regalado hoy...terminan siendo una difícil tarea a la hora de recopilar.

Pero como no pienso ni en el pasado ni en el futuro y vivo el *hoy y aquí*, decidí compartirles ésta noche algo que está desconexo, si debiera yo comenzar por el principio, pues no importa...confío en aquello de que *el órden de los factores no altera al producto*.

Y les voy a compartir historia, increíblemente historia que tal vez los mismos hermanos de España no conozcan, cuando la Gnosis...vivió en Galicia...

Y verán ustedes la desesperada *persecución* para erradicar algo que...era muy fuerte y que amenazaba al poder establecido.

Asesinatos en nombre de dios y de un cristo que en nada se parece al Cristo que todos amamos, robos, expropiaciones, excusas, el ¡¡¡patriarcado!!, la misoginia, el odio a la LIBERTAD, la condena a la mujer integrada a Dios y a Cristo, decapitaciones en nombre de...
Cuando uno toma plena Consciencia de algo que fué real ¡¡¡y no ficticio!!! yo al menos pienso en mi coterráneo Pancho..., en que su discurso me agrada pero que no me va a convencer hasta que =en mi utopía= yo quisiera escuchar de su boca, o de su habilidad de llamar sorpresivamente por teléfono a la gente, que si él quisiera...

San Google le podría dar mi número, y que si le da verguenza decirlo públicamente al menos me lo dijera a mí...y yo escuchar un;

*Gilga, te llamo para pedirte perdón como Gnóstico en nombre de las atrocidades cometidas por la institución que hoy yo represento. Siento congoja en mi corazón cuando recuerdo la sangre derramada de aquellos hermanxs en Cristo, de aquellas hogueras de carne humana, de aquellos robos, de aquella persecución, de las quemas de libros, del vilipendio de la mujer, de la intolerancia, del crímen...*

Y ¿saben? mientras escribo ésto con lágrimas en los ojos, por una emoción basada en algo que no va a suceder, yo sigo esperando....y si no es el Papa, será entonces el tiempo....cuando revise la historia y alguien..., sea quién fuere alguna vez tendrá que saber pedir perdón..., no a mí....si no a todas esas almas cortadas de cuajo en nombre del demonio..

Honor entonces a la memoria de Prisciliano, vaya nombre...que deriva hoy en aquellas niñas llamadas *Priscila*...y alguien que me lee... sabe de qué hablo...¡¡¡oh casualidad!!! mi corazón hoy parece esa batería que tanto quiero y me gustaba tocar y que por Priscila...está haciendo un *solo* en la caja de mi pecho.

Eso que los Doc llaman *arritmia* y que generalmente identifican con el *estrés*, pues bendito sea el estrés si decide cobrarse en mí la liberación de una criatura que sin pecado concebido era manjar preciado de éstas alimañas invisibles.

Mi carne ya es vieja y bendita sea su vejez si puede darle vida a esa nueva generación que yo sé..., nos va a trascender cuando los blogs muertos revivan en una nueva Gnosis, asegurando así que el Conocimiento...jamás podrá ser extirpado por mucho esfuerzo que hagan.

Si el hermano Águila Solitaria leyera éste post entenderá que por usar ese cabello largo con coleta lo habrían decapitado, o a mí por escribir lo que escribo, o a Priscila...criatura inocente sólo por portar el nombre de un Mártir...fué intrusionada por los arcontes que le estaban quemando el cerebro...y que unas manos llenas de luz se bebieron lo que a esa alma inocente iban a arrebatarle, su Gnosis.

Madre mía...qué día éste Sábado...11 de Febrero, nunca lo voy a olvidar.

Benditos quienes buscan...

-Prisciliano de Ávila, fue un obispo hispano, ejecutado junto a otros compañeros. En la cristiandad, esta fue la primera sentencia a muerte por herejía. Prisciliano fue ejecutado por el gobierno de Magno Clemente Máximo, aunque varios obispos de Occidente con Martín de Tours a la cabeza, junto con Juan Crisóstomo en Oriente, protestaron contra tal decisión. El propio papa Siricio criticó duramente el proceso. La sentencia y la ejecución fueron criticadas por muchos, que se escandalizaron porque un hombre piadoso y entregado al culto a Dios fuera ajusticiado.



Según Próspero de Aquitania, se cree que nació en la provincia romana de Gallaecia, en el entorno de una familia senatorial. Pero, por las referencias a su origen noble, es probable su ligación con la Bética o Lusitania, donde había mayor desarrollo de fundus aristocráticos que en la Gallaecia, aunque otros autores han señalado una mayor importancia de este tipo de latifundios en el noroeste de la Península Ibérica de la considerada hasta ahora. En torno al año 370 llegó a Burdigala =Burdeos= para formarse con el retórico Delphidius.

A las afueras de esta ciudad fundó una comunidad de tendencia rigorista junto a su mentor y la mujer de éste, Eucrocia. Se le reconoce una relación con la hija de ambos, Prócula, aunque San Jerónimo hace mención a una mujer llamada Gala como su pareja oficial. Su principal adversario, Itacio de Ossonoba, atribuye sus conocimientos de astronomía y magia a un tal Marcos de Memphis. Sin embargo, este nombre parece remitir a un mago alejandrino del siglo I citado por San Ireneo en su Adversus haereses. Hacia 379, durante el consulado de Ausonio y de Olybrio, volvió al noroeste peninsular y comenzó su período predicante.

Sus ideas obtuvieron gran éxito, en especial entre las mujeres y las clases populares, por su rechazo a la unión de la Iglesia con el Estado imperial y a la corrupción y enriquecimiento de las jerarquías. Ante la rápida extensión de sus enseñanzas, Higinio de Córdoba, el sucesor de Osio, envió una carta informando de la situación al obispo de la sede metropolitana de Augusta Emerita =Mérida, capital de la Dioecesis Hispaniarum=, Hidacio.
Estos dos obispos e Itacio de Ossonoba convocaron el Concilio de Caesaraugusta =actual Zaragoza= en 380 con el fin de condenar las ideas priscilianistas.

A este sínodo acudieron dos obispos aquitanos y diez hispanos, lo que parece indicar una fuerte y rápida expansión del movimiento ascético iniciado por Prisciliano. Sin embargo, la ausencia de los dos principales obispos acusados de priscilianistas, Instancio y Salviano, evitó la condena en firme. Las actas dicen que el obispo de Astorga, Simposio =padre de Dictinio, quien años más tarde ocupó esa sede= abandonó el Concilio al segundo día. Este prelado ocupó años después un lugar relevante entre los discípulos del hereje galaico.

El obispo Valerio, anfitrión del sínodo, recogió las recomendaciones de Dámaso, obispo de Roma, de evitar la condena *in absentia*. Poco después esos dos obispos =Instancio y Salviano= elevaron a Prisciliano a la sede vacante de Abula =Ávila=.
En un intento de acercar posturas, Instancio y Salviano viajaron a Augusta Emerita =Mérida= para entrevistarse con Hidacio, pero tuvieron que huir de una turba de exaltados arengada por el obispo metropolitano.

Hubo entonces un nutrido cruce de acusaciones epistolares entre priscilianistas y ortodoxos. Hay que tener en cuenta que la extensión de las enseñanzas de Prisciliano se dio en todos los estratos sociales, incluyendo muchas familias influyentes de casi todas las provincias hispanas. Finalmente, una carta enviada por Hidacio a Ambrosio, obispo de Mediolanum =Milán=, donde se encontraba instalada la corte imperial, convenció a éste para obtener un rescripto del emperador Graciano excomulgando y desterrando de sus sedes a Prisciliano y sus seguidores.

En 382 Prisciliano decidió viajar a Roma para defenderse, pero el obispo de Roma, Dámaso =en plena pugna por la defensa de la primacía oficial de la sede romana como Papa=, y también de familia oriunda de Hispania, se negó a recibirle por no considerarse competente para anular un rescripto del emperador. Finalmente fue a Milán, y aprovechó la ausencia de Graciano para convencer a su magister officiorum =Mayordomo Mayor= Macedonio de anular el anterior decreto imperial.
De este modo regresó a Hispania, reafirmando la situación de su grupo y consiguiendo, de paso, que Itacio fuera acusado de perturbador de la Iglesia.

El procónsul Volvencio ordenó la detención del obispo antipriscilianista y éste se vio obligado a huir a Civitas Treverorum =Tréveris=, bajo el amparo del obispo Britto.
En el año 383 el también hispano Magno Clemente Máximo, gobernador de Britania, cruzó a las Galias al mando de 130.000 soldados haciendo huir al emperador Graciano, a quien finalmente asesinó en una emboscada en los bosques de Lugdunum =Lyon=. Sus legiones lo nombran nuevo imperator de Occidente, pero este nombramiento no fue visto con buenos ojos por Teodosio, emperador de los territorios Orientales.

Esta situación delicada lo obligó buscar apoyos en la Iglesia Católica, a su vez necesitada de amparo institucional para enfrentarse a los numerosos movimientos disidentes que la asediaban =arrianos, rigoristas, binionitas, patripasianos, novacianos, nicolaítas, ofitas, maniqueos, homuncionitas, catáfrigos, borboritas, o los propios priscilianistas=.
En esa alianza de conveniencia se encuadra el desarrollo posterior de los acontecimientos: la Iglesia oficial se enfrenta a un movimiento popular muy extendido por toda la península Ibérica y buena parte de las Galias, y Máximo desea ofrecer una mano tendida en forma de condena oficial al priscilianismo.

Pero la aplicación de una sentencia por herejía conlleva la confiscación por parte del Estado de todos los templos de la secta, lo que no interesa a la jerarquía eclesiástica ni sirve a los intereses del emperador. De este modo se diseña un proceso judicial ad hoc que pretende condenar a los obispos hispanos por maleficium =brujería=. Esta sentencia, más favorable a las arcas del nuevo emperador, incluye la requisa de todas las propiedades personales de los acusados, quienes, recordemos, pertenecen a pudientes familias hispanas, sin afectar al patrimonio eclesiástico.

Se convoca, entonces, un nuevo concilio en Burdeos al que deciden acudir Prisciliano y varios de sus seguidores, y en el que se condena de nuevo la herejía priscilianista, pero del que sólo se obtiene de facto la deposición de Instancio de su sede. Durante la celebración de este cónclave, una multitud enajenada lapida a Urbica, una discípula de Prisciliano. Éste abandona el cónclave y se dirige al norte, a Tréveris, en la Germania Superior, donde Máximo ha establecido su corte, para convencer al emperador de que tercie a favor de su grupo, sin saber que allí Itacio de Ossonoba ya ha tejido la red que acabará con su vida.

En el año 385 Prisciliano llega a Tréveris, donde es acusado, a través de Evodio, prefecto del emperador, de la práctica de rituales mágicos que incluyen danzas nocturnas, el uso de hierbas abortivas y la práctica de la astrología cabalística.
Tras obtener mediante tortura una confesión del mismo Prisciliano, es decapitado junto a sus seguidores Felicísimo, Armenio, Eucrocia, Latroniano, Aurelio y Asarino. Todos ellos se convierten en los primeros herejes ajusticiados por una institución civil =secular= a instancias de algunos obispos católicos.

La mayoría de los obispos católicos de Occidente con Martín de Tours a la cabeza protestaron contra tal decisión, y hasta el papa Siricio criticó duramente el proceso.
Prisciliano fundó una escuela ascética, rigorista, de talante libertario, precursora del movimiento monacal, y opuesta a la creciente opulencia de la jerarquía eclesiástica imperante en el siglo IV. Los aspectos más polémicos, en cuestiones formales, son el nombramiento de *maestros* o *doctores* a laicos, la presencia de mujeres en las reuniones de lectura y su marcado carácter ascético.

Durante muchos años, las doctrinas realmente defendidas por Prisciliano no fueron conocidas y solamente se sabía de ellas por los ataques y condenas de sus enemigos. Pero en 1885, el erudito Georg Schepss encontró en la biblioteca de la Universidad de Würzbourg un códice de finales del siglo V, que reproduce once textos de Prisciliano o de los priscilianistas.
Las fuentes principales que informan de la particular liturgia del priscilianismo son los cánones promulgados en los sucesivos concilios.

En el concilio de Caesaraugusta de 380, por ejemplo, se hace referencia a costumbres indeseables como *mujeres que asisten a lecturas de la Biblia en casas de hombres con quienes no tienen parentesco; el ayuno dominical y la ausencia de las iglesias durante la cuaresma; la recepción de las especies eucarísticas en la iglesia sin consumirlas de inmediato; el apartamiento en celdas y retiros en las montañas; andar descalzos =nudis pedibus incedere=
Sus reuniones, frecuentemente nocturnas, en bosques, cuevas o en villas alejadas de las ciudades, y con el baile como una parte importante de la liturgia, incluían tanto a hombres como a mujeres.

Sustituyó la consagración oficial con pan y vino por leche y uvas; acogió a las mujeres y los esclavos en las sesiones de lectura de textos bíblicos =incluyendo apócrifos=.
Intentó la reforma del clero a través del celibato y la pobreza voluntaria, y posteriormente amplió la reforma a todos los fieles. Abogó por la interpretación directa de los textos evangélicos, planteando el principio del libre examen. Exigió que la Iglesia volviera a unirse a los pobres. Enfatizó el estudio de los símbolos y la superación del literalismo en la interpretación de la Biblia.

No es fácil separar las aserciones genuinas de Prisciliano de las atribuidas a él por sus enemigos, ni de las que posteriormente hicieron grupos que fueron etiquetados como *priscilianistas*. Para lograr su condena, fue acusado de usar magia =delito castigado por la ley romana=, de reuniones nocturnas con mujeres, gnosticismo y maniqueísmo, y posteriormente de negar que las tres personas de Dios son distintas y con ello negar el misterio de la Trinidad. Incorporó el concepto del emanatismo: el alma *surge* de una especie de almacén y debe descender hasta el mundo terrenal, donde es inevitablemente corrompida por el maligno.

Este origen divino del alma, junto con la concepción sabeliana del dogma de la Trinidad, son los principales motivos de controversia teológica con los sectores más ortodoxos de la Iglesia.
Tras la ejecución de Prisciliano, un movimiento de sus seguidores se mantuvo en vigor durante al menos dos siglos más, sobre todo en su Gallaecia de origen, como lo demuestran los sucesivos concilios convocados para tratar el tema.

Inmediatamente después del proceso de Tréveris, Máximo envía dos comisarios a Hispania para depurar las sedes episcopales de todo rastro de priscilianismo, iniciándose una cadena de ejecuciones y deportaciones que acabaron por despertar las iras de sectores de la iglesia oficial descontentos con el curso de los acontecimientos. Martín de Tours, Jerónimo en Roma y Ambrosio de Milán representaban un sector, dentro del cuadro de ortodoxos leales a Roma, que se había opuesto desde un principio a la injerencia imperial en asuntos eclesiásticos y a matar a los herejes.

Son estos padres de la Iglesia, en especial Martín de Tours, quienes detienen el desproporcionado movimiento itaciano, denominado así por su principal impulsor, Itacio, el obispo de Ossonoba. En el año 396 se convoca un Concilio en Toledo en el que los seguidores de Prisciliano abjuran de sus ideas y declaran *haber abandonado los errores de la secta*, pero la constatación de la pervivencia de costumbres priscilianistas =consagración de la eucaristía con leche y uvas, ayuno, la presencia de clérigos con el pelo largo...= obliga a la celebración de un nuevo concilio en Toletum en el año 400=.

El movimiento priscilianista se ha ido transformando en este tiempo, por fuerza de la persecución, en una sociedad secreta, que ejerce el suficiente poder en el noroeste peninsular para que el papa Inocencio I decrete la *Regula fidei contra omnes hereses, maxime contra Priscillianistas* en el año 404. Entre las filas del movimiento priscilianista algunos autores han incluido a Baquiario, un monje itinerante de finales del siglo IV, y a Egeria, autora de la primera crónica de viajes a tierra santa del cristianismo escrita por una mujer.

En el año 409 Honorio define su política decantándose en contra del movimiento priscilianista, condenando a sus seguidores a perder sus bienes y derechos civiles, llegando a imponer multas a los funcionarios civiles remisos a perseguir la herejía.
Es el año en que los bárbaros se desbordarán por el imperio, y el priscilianismo sobrevivirá en el noroeste peninsular, sobre todo en el entorno rural, al amparo de la independencia política de Roma.

A mediados del siglo V, Santo Toribio, obispo de Astorga, se aplicó a arrebatar de manos de los fieles todos los libros priscilianistas y, comprendiendo que todavía este remedio era ineficaz, remitió al papa San León el Magno el *Communitorium*, enumeración de los errores consignados en los libros apócrifos, y el *Libellus*, donde refutaba el priscilianismo. San León aconsejó la celebración de un concilio en Toledo, o un sínodo de obispos galaicos, si lo anterior fuese imposible por el estado de independencia política de Gallaecia respecto a Roma y el conflicto generalizado en la Península Ibérica.

Se convocó el sínodo de Aquis Caelenis =actual Caldas de Reyes=, donde los heterodoxos, aún aparentando admitir la Assertio fidei, perseveraron en sus doctrinas y prácticas, hasta mediado el siglo VI. Finalmente el primer Concilio de Braga de 561 vuelve a hacer referencia al problema, condenándose en siete de sus diecisiete cánones las proposiciones priscilianistas. El segundo concilio de Braga, celebrado varios años después, aún refleja en sus actas alusiones a la secta, e incluso aparece una alusión en el IV concilio de Toledo-683, en el que se condena, como *lacra priscilianista, el delirante pecado de no cortarse el pelo de la clerecía gallega*.

En el año 813 un ermitaño de rito bretón llamado Pelagio comunica a Teodomiro, obispo de Iria Flavia, que en el bosque de su diócesis llamado Libredón se ven unas luces extrañas. El obispo referirá después al rey Alfonso II el Casto que buscando el origen de las luces halló un sepulcro, que no duda en atribuir inmediatamente al apóstol Santiago. La noticia se hace oficial con el Papa León III.
En el año 1900 el hagiógrafo Louis Duchesne publica en la revista de Toulouse Annales du Midí un artículo bajo el título *Saint Jacques en Galice* en el que sugiere que el que realmente está enterrado en Compostela es Prisciliano, basándose en el viaje que sus discípulos hicieron con los restos mortales del hereje hasta su tierra natal.

Posteriormente Sánchez-Albornoz y Unamuno se hacen eco de esta hipótesis que ha pasado a convertirse en una hipótesis muy popular, alternativa a la tradición católica.
Oponiéndose a esta teoría, Monseñor Guerra Campos indica la existencia de un lugar que podría ser el lugar de enterramiento de Prisciliano: Los Martores =en gallego, Os Martores=, perteneciente a la parroquia de San Miguel de Valga, en la provincia española de Pontevedra. Ahí hay una ermita, dedicada a San Mamede, en cuyo interior han aparecido sarcófagos antropoideos tallados en piedra que bien pudieran pertenecer al siglo IV.

La teoría de Guerra Campos se basa en la denominación popular con la que se conoció a los discípulos ajusticiados en Tréveris, hasta mucho tiempo después de su muerte: Los mártires =en gallego: Os mártires, gallego dialectal Os mártores=, siendo este el único topónimo de estas características en toda Galicia. Una última teoría, planteada por Celestino Fernández de la Vega, establece el posible lugar de enterramiento de Prisciliano en Santa Eulalia de Bóveda, localidad próxima a Lugo.
Los intentos de relacionar la tumba de Compostela con Santiago el Apóstol siguen produciéndose.

No creo que mañana publique al mediodía, estoy exhausto, y valió la pena, me encantaría que mis hermanos españoles dejaran su apreciación sobre éstas cosas, su opinión, su extrapolación a lo que hoy les sucede, la monarquía, en fin...vuestras reflexiones, sin excluir a todo aquél que sin ser español tenga la valentía de compartir su opinión tan válida como cualquiera.

Fuerte abrazo, la Vera Luz nos acompañe a todos.

Gilgamesh***

7 comentarios :

Néstor González dijo...

Hola amigo gracias por este aporte fue genial me encanta cuando escribes sobre estos temas me fascinan los leo varias veces.un gran abrazó

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

JJ dijo...

No soy española de nacimiento pero si de sangre y veo que el proceder de la iglesia católica ha sido aberrante, la institución en sí ha actuado como una secta. Se mueven como gusanos bajo la tierra, y hoy día no vemos como lo hacen o cómo se mueven, pero debe haber un infierno entre sus máximos representantes, que no percibimos porque los mass media dirigen nuestra atención para otro lado...y lo poco que dejan saber va orientado a un lavado de cara de la institución. No había oído nunca de Prisciliano, pero la primera vez que vine a España sentí un llamado interior en Compostela, y su apostol Santiago es para mí un punto pendiente de descubrir. Gracias Gilga por instruirnos y ojalá tu utopía se haga realidad.

eleritzo espaider dijo...

..no se si enfadarme un poco o no querido Gilga,,de verdad, a estas alturas, con todo lo que has leído y sufrido haciéndolo, sigues esperando algo bueno de la Corporación Vat...no hermano no,.claro que existe gente buena en la corporación..pero es esta en si,la que ha sido enemiga mortal del amor durante toda su existencia..curas buenos que ayudan en sus congregaciones y se comprometen por escrito en sus cartas..eso si es iglesia, el resto..ya sabes..lágrimas por miles de muertos inocentes,por la codicia en toda la extensión de la palabra..Los mil primeros años de Europa..desde muy dentro lo siento..han sido los más oscuros de toda la civilización..de todas..el maltrato del cuerpo y el espíritu de gentes inocentes y buenas..
ya termino..lo que Vaticano,y Francisco pueden hacer para cambiarlo todo lo saben..y nosotros también..y sí, se puede hacer..pero ya te digo que no..no están en eso..ni esperes nada..
..recomiendo "las sandalias del pescador" de Atonio Queen..menos mal que el Cristo..encontró vias alternativas...en las páginas de Filosofía de hoy todaví se les considera una "secta"..así están las cosas..Namasté.

Gilgamesh el inmortal dijo...


LILIANA MORENO-Alejandro y 3+;
mucha sgracias.


Néstor González;,
de nada querido amigo, te agradezco a vos por la atención y la compañía, abrazo grande.


J.J;
muchas gracias querida amiga por volcar y compartir aquí tu opinión. abrazo grande.


eleritzo espaider;
gracias hermano por tu sentir y pensar, sentimos la misma indignación, que creo, intentamos transformar de distintas formas aún siendo todo muy difícil. Fuerte abrazo.

Águila Solitaria dijo...

Jau, miau Gilga y familia, hoy cae diluviante ja, ja. Ayer vino Blas y Halcón y me ayudaron a leña, hoy vino Edu y Román, mi hermano gallego que conocí el primer año de venir, el vive en Logroño AHORA, AL VER TU CELESTIAL POST HE DICHO ¡EEEEEE! JA, JA BIEN, PUES LLEGÓ EL MOMENTO. YO EMPECÉ LA MISIÓN CON EL HUNDIMIENTO DEL PRESTIGE, ME FUI DE VOLUNTARIO UN MES VOLVÍ POR NAVIDADES Y EN ENERO, SALÍA DE MARCHA POR LA PAZ Y ANTI CONTAMINACIÓN HACIA SANTIAGO, POR LA N-VI, "CARRETERA Y MANTA" LA ESCUSA FUE EL PRESTIGE, PERO LA MISIÓN ERA LLEGAR A LA CATEDRAL DEL IMPERIO DEL "CONTUBERNIO MÁXIMO" Y PLANTAR CAMPAMENTO TODA LA MAÑANA JE, JE. OS ENVIO EL CAPITULO DEL "DIARIO DEL VOLUNTARIO" QUE TENGO EN LAS PESTAÑAS DEL BLOG. NO CREO EN LA CAUSALIDAD, HE VISTO CON MIS PROPIOS OJOS MUCHAS VECES LA CAUSALIDAD Y EL PLAN, ASÍ QUE, AHÍ OS DEJO, PARA QUE HAGÁIS VUESTRO PLAN Y OJO, PERO MUCHO OJO AL VARAMIENTO MASIVO DE BALLENAS, LO DE LOS PÁJAROS ETC. ETC. PACHA, VA A CONTRAATACAR INMINENTEMENTE, PRESIENTO MUCHO MOVIMIENTO EN PLANO FÍSICO Y ESPIRITUAL. QUE EL AMOR OS DE LA ARMONÍA Y EQUILIBRIO PARA SURFEAR ESTOS MOMENTOS DE ECLOSIÓN. NAMASTE

https://docs.google.com/document/d/1ADBudVSVZEGc7fn6toVM8lFCM-oAVakkSk82SmdwzSA/edit?usp=sharing

https://lh3.googleusercontent.com/6jYc-xaN-_9WM-2Sp0po2FSppv_Xe0d477N5ZEYFpXg0eDCPoigWsD5vIzuy_YTv5SquF1_Wzq0N2w=w144-h220-rw





Gilgamesh el inmortal dijo...


Águila Solitaria;
Hola hermano ¡¡¡genial el manifiesto y ese relato!!!, y ¿sabés? es una más de las tantas alegrías que me confirman que somos chispas de un todo y que somos hermanos, porque sin que ni vos ni yo si quiera intuyéramos que existíamos, ya ves...cada uno cumpliendo su misión en el lugar que le ha tocado, con los mismos fines, con los mismos sentimientos, que nadie nos ha enseñado ni por TV ni en la escuela, ¡¡¡son uniones en el gran Misterio de de ser todos uno!!! aunque seamos tan diversos en la cáscara y demás pequeñas cosas, que en las cosas verdaderamente Grandes y Trascendentes..podemos identificarnos uno con el otro.

Gracias por compartirme ese texto, y sobre lo de las ballenas y demás, pues sí hermano, y te comento algo más, el Sol está hibernando, no responde ni responderá hasta su próximo ciclo, la radiación cósmica está entrando profundo pero sin grandes picos exagerados, y pienso en la actual y extraña calma que hay en materia sísimica, eso me hace pensar en una acumulación silenciosa....eso que solemos llamar *la calma que precede al temporal*, generalmente el temporal cuando ocurre llega por sorpresa mientras todos están distraídos, creo que se viene un gran shake que nadie puede advertir, pero que lo presiento..

Ojalá me equivoque, especialmente por quienes puedan resultar afectados.
¡¡¡Abrazooooooo!!