jueves, 9 de febrero de 2017

* Redes de empatía *

***Excelente inicio de Jueves para todos.

En esas caminatas virtuales que suelo hacer cuando puedo, siempre encuentro a gente que me incentiva a seguir escribiendo pese a los sinsabores que éste yeite suele acarrear.

Pero creo que si todos quienes intentamos comunicar las cosas desde un ángulo poco común un día decidiéramos dar el portazo, estaríamos siendo desagradecidos con un montón de otras personas que valoran lo que uno intenta transmitir, y esos balances son tal vez los que sostienen ésta no poco importante *tela de araña* que formamos una manga de locos que no apostamos a que todo siga igual, ni siquiera aún sabiendo que las opciones puestas ante nuestra elección siempre nos llevarán a optar por lo menos peor.

Será que los ríos de tinta virtual alguna vez sean un mar o será que los termine secando la implacable sinrazón de un planeta manicomio que si sigue girando, será también por la energía que le ponemos o por la apatía que le imprimimos cuando andamos *pesando* sobre su corteza 7 mil millones, como yunques, como plomadas, impidiendo despegar nosotros, y que ésta esférica nave nunca se escape del Sol.
Será...qui lo sá.

Lo bueno en definitiva, de escribir por voluntad y sin necesidad de agradar a todo el mundo, nos da la independencia de llegar un día cuando se nos antoja y decidir cuando queremos irnos de la misma forma, con la esperanza de que los huecos que se puedan dejar, bien rellenados serán por tantos otros que tomarán la posta, y los tiempos propios regalados a la escritura compartida habrán de ser tiempos recuperados para la propia lectura, o quién sabe...dedicarse uno a ser comentarista antes que editor.
Ese es el yeite en cuestión.

Los otros días cité a un muchacho bloguero que sin saberlo colaboró con uno de mis posts, hoy lo volveré a citar y también a una muchacha bloguera que me pareció =como decimos= *del mismo palo*.
Cuando encuentro a éstas personas escribiendo, lo que, y cómo lo escriben, me dan mucha pila, especialmente para asumir que ni estamos solos ni estamos tan locos, o bien somos más locos de lo que uno imagina.

Cuando tenemos una similar forma de ver al mundo y de concebir la vida uno se empatiza y rescata las grandes coincidencias, permitiéndose poner a las discrepancias en un lugar poco importante, porque si ésto no se entiende así, el combo seguirá frotándose las manos.
Me regocijo grandemente cada vez que encuentro a personas como éstos bloggers y lo mínimo que puedo hacer es presentárselos.
Sin más, les dejo con éste par de amigos desconocidos que valen oro.
Ella;


-La Guerrilla Comunicacional quiere crear y promover acciones en la calle, donde cualquier persona o colectivo muestre al resto su creación, crítica, opinión, denuncia, expresión, contra los poderes establecidos y en favor del pueblo. Acciones de guerrilla, de desgaste contra el poder, utilizando como armas la palabra, la cultura, la pedagogía del amor, el razonamiento, la crítica, armas que no destruyen, sino que construyen un mundo donde podremos vivir más libres y mejor.

Tengo algo que contarte.
Correspondencia entre dos mujeres, es una relación epistolar entre una mujer de La Habana y otra de Salt-Girona. La publicación de estas cartas se realiza con el permiso de ellas mismas que han confiando en La Guerrilla Comunicacional su publicación.



TENGO ALGO QUE CONTARTE
Correspondencia entre dos mujeres.
Salt, lunes 06 de febrero de 2017

NO HE PERDIDO EL NORTE

Querida amiga, como siempre, un gusto saber de ustedes, de sus cosas, de sus costumbres, de sus vidas. Es lindo imaginar cómo se traspasa el año casi en bañador y comiendo los turrones sudandito de calor.
Aquí es invierno. Esa estación que ustedes no tienen =en mi modesta opinión, no se pierden nada= donde hace frío, uno anda encogido todo el día, las horas de luz solar son pocas y la humedad lo impregna todo, hasta los mismos huesos.

La nieve es el elemento romántico con el que algunos justifican sus bondades. Transforma el paisaje, vistiendo de blanco absoluto montes, árboles, pueblos, ríos y todo lo que encuentra a su paso. Cuando caminas sobre ella, es como si a cada paso la tierra te absorbiese un poquito hacia sí, te vas hundiendo en un un camino crujiente y algodonoso. Pero también le digo que este idilio con la naturaleza sólo funciona en el lugar adecuado, en la montaña.

Fuera de su sitio, sólo nos complica la vida. En las ciudades, la contemplamos como un lindo elemento, pero cuando nos llega, los coches no circulan, los tubos que llevan el agua se congelan, la electricidad a veces se para,… en fin, un triste festival. Con el invierno se me entumecen el ánimo, las ganas de salir, los músculos y creo que hasta las ideas.
Como usted puede ver, no es mi estación preferida, nunca le encontré la gracia.



Yo creo que mi cigüeña erró el tiro al dejarme y me depositó más al norte del pedido real. Pero claro, en aquellos tiempos sin GPS ni nada, era fácil desorientarse un poco. A veces, cuando comento ésto medio en broma, medio en serio, algunos me dicen: pero tenemos la suerte de haber nacido en *el norte*, en la parte afortunada, en la parte rica del mundo. Y sí, lo reconozco. Aunque nosotros seamos mediterráneos, de habitar la calle, de reír fuerte y tocarnos cuando hablamos, de vivir al compás del sol,… somos el sur de ese norte, aún haciendo de frontera pertenecemos a él.

Pero le voy a contar algunas de mis cuitas respecto al norte. Por ejemplo, que en mi país, en estos días de frío invernal, es cuando las empresas eléctricas han subido sus tarifas de precios. Y recuerde que aquí somos eléctricodependientes para todo: para cocinar, para ducharnos, para alumbrarnos, para calentarnos… Una vez le hablaba de la gran cantidad de personas con pobreza energética que viven entre nosotros, ¿lo recuerda? Pues bien, esta subida de precios energéticos, como bien puede imaginarse, no solamente deja más indefensas a todas estas personas, sino que además incluye a muchas más en este club de pobres, sin ética ni miramientos sobre el frío que puedan llegar a pasar en sus casas.

De hecho, en estos dos últimos meses, se ha disparado la cantidad de incendios domésticos =con alguna muerte incluida=, porque la gente se calienta como puede. Pero como ya le comenté en su día, los intereses de las empresas eléctricas no son los mismos que los de sus clientes, aunque el frío lo compartimos todos. Es el mismo frío que mata a quien no tiene cobijo. Y resulta que aquí, en la riqueza del norte, hay muchas personas en estas condiciones. Los que andan viviendo por la calle entre cartones, o en campos de refugiados con casas de tela como techo, o cayendo al agua fría desde pateras sobrecargadas que intentan llegar aquí para empezar de nuevo.

Sí Habanera, todo esto pasa en el norte, en nuestro rico norte. Debe ser que el frío va helando no sólo los cuerpos sino también los sentimientos. Ha llegado un momento en el que se han normalizado todas estas infamias, entrando en la categoría de cotidianas e inevitables. Las empresas energéticas siguen con sus tarifas y sus beneficios, los refugiados siguen en sus campos, los inmigrantes en sus pateras o en sus camiones,....y los gobiernos mirando hacia otro lado, hacia donde no se puedan encontrar con la mirada de ninguno de ellos.



La gente a veces protesta, se moviliza tímidamente ante estas situaciones tan humanamente esperpénticas, pero aún es poca gente y creo que, en el fondo, con poco convencimiento de que su protesta vaya a servir para algo. La acreditación de afortunados norteños que se ha interesado expedir, ha calado en una población con altos índices de analfabetismo político.
Ahora le haré de reportera de algunas noticias de estos últimos días.

Por ejemplo, en Rumanía el gobierno aprueba una ley por la que los casos de corrupción que no excedan de 44.000 euros quedan exentos de explicaciones =y por supuesto, de devolverlos=. Aquí sí que se han visto obligados a retractarse por la presión popular, y pienso que sobretodo, porque de caras al mundo, quedaba feo. Una cosa es que haya políticos, empresarios o cargos públicos corruptos bajo cuerda =como aquí=, y otra muy distinta que tengan una ley concreta que les ampare públicamente. Y es que las formas y la elegancia no se deben perder nunca, ni para corromperse, ¿verdad?

Un poquito más al este, en Rusia, el congreso aprueba una ley donde se regula cómo y cuando está bien agredir a las mujeres. Propuesta procedente de una mujer, y votada por mayoría aplastante de hombres y mujeres del congreso. Parece ser que una vez al año, y procurando no dejar marcas, es lo acordado como razonable. Osea que mujeres rusas, ya lo sabéis: por el módico precio de una paliza anual, podréis entrar en vereda y no correr el riesgo de desmelenaros con actitudes libertinas. Menos mal que vuestros políticos están en todo y hay alguien que vela por vuestro buen camino, porque si os dejasen a vuestro aire, ¡aún seríais capaces de reivindicar la igualdad de género o incluso cosas peores!

Y siguiendo mi particular viaje por el norte llego hasta sus vecinos: el flamante Trump. Pero no quiero hablarle de Donald =de hablarle de algún Donald preferiría hablar del pato, que me cae mucho mejor=. Son demasiadas barbaridades concentradas en un mismo individuo para tratarle ahora, así entre amigas. Su muro con México está haciendo correr ríos de tinta, pero en el fondo, no es ninguna sorpresa. Él ya avisó durante toda su campaña que era una de sus prioridades, y aún así, millones de norteamericanos le votaron.

Por cierto, es una situación reproducible en más sitios. Aquí también tenemos muros =bueno, nosotros acostumbramos a llamarlos alambradas= en Ceuta y Melilla, que impiden o intentan impedir que los del sur entren al norte. Y no pasa nada, como le decía antes, hay cosas que ya se han integrado en la normalidad y nuestro muro hasta nos parece justo y necesario. Pero a lo que iba, a nuestro Trump. En realidad quería referirme a su esposa. En una entrevista la semana pasada dijo toda orgullosa de su marido: *es muy considerado conmigo y me apoya mucho. Cuando le digo que necesito una hora para darme un baño o ir a hacerme un masaje, no se opone*..

¡Qué alegría para el feminismo nos dio cuando pensábamos que casi todo estaba perdido! ¡Qué ejemplo de consideración y libertad para con ella! Ya ve usted, toda esa fama de fascista, tirano e insensible que se empeñan en darle al pobre Donald, la desmontan confesiones tan tiernas y argumentadas como las de su ejemplar esposa-florero.



Amiga Habanera, como a veces le digo a otra buena amiga: no he perdido el norte, sencillamente quiero ir al sur. Por hoy voy a dejar la corresponsalía noticiera,
¿no le parece?
Sólo son pequeñas cosillas que me han llamado la atención en nuestro día a día. Así prontito usted me podrá contar más.
Un abrazo sin latitud ninguna, pero enorme y cálido de su amiga

Vicentita


Él;

Mi generación



Ayer me preguntaba mi preciosa mujer por qué estamos rodeados de gente tan… tan… mala. No supe qué contestar, me limité a darle la razón. Pero sí es cierto que a pesar de tener todo el conocimiento humano a nuestro alcance, algunos seres humanos se han idiotizado hasta tal extremo que desearía a veces vivir en otro planeta. Hace algún tiempo yo mismo halagaba a mi generación frente a la generación anterior, padres y madres que sobrepasan ahora los cincuenta años. 

Mi generación no ha crecido con las marcas deportivas por bandera; hacíamos deporte para pasarlo bien, no para ganarnos la vida; nos tuvimos que ganar los besos de nuestras adolescentes amigas; aprendimos sin Internet, sólo con interés; fuimos conscientes del daño que hacían las drogas en la generación anterior; y fuimos los primeros en rechazar el racismo y la homofobia.

Realmente pensaba que mi generación sería la causante ideológica de un antes y un después. Crecimos en libertad, ni con la represión anterior ni en el libertinaje actual, y supimos siempre dónde estaba el límite que no podíamos cruzar. Nuestra educación fue buena, nuestros profesores eran vocacionales porque había trabajo y supieron transmitirnos unos valores que deberíamos seguir, enseñándolos a nuestros hijos. Yo aposté por mi generación y he perdido. ¿Qué nos ha pasado? ¿Por qué hemos perdido esos honrados valores y nos hemos dejado llevar por el egoísmo y la soberbia? Y no, la culpa no es de los políticos, somos nosotros quienes los escogemos. Esa es otra, siempre echando la culpa a los demás sin querer asumir responsabilidades.

No fue así como nos criaron. No pasa nada si reconocemos nuestros errores siempre y cuando no los volvamos a repetir. Y ahora, ahora nos insultamos los unos a los otros como si no hubiese un mañana. Ahora me avergüenzo de pertenecer a una generación que podría haber cambiado el mundo, que podría haber sido comprensiva con los errores que cometieron sus padres, perdonarlos, entenderlos y aprovechar esa experiencia para mirar hacia el futuro esperando a que nuestros hijos continuasen nuestra labor. Por contra criticamos de otros lo que nosotros mismos hemos hecho alguna que otra vez.

Nos pasamos por el forro las leyes que de pequeños cumplíamos a rajatabla. Tiramos la piedra sin estar ni mucho menos libres de culpa. Insultamos al débil y nos inclinamos sobre el más fuerte aún sin que éste lleve razón. Apuñalamos siempre por la espalda, nunca vamos de frente, nos solidarizamos con el ladrón siempre y cuando no nos robe a nosotros. Nos hemos vuelto unos cobardes de mierda, y no hay nada peor para una sociedad que la cobardía disfrazada con el brazo alzado e insultos mudos. No predicamos con el ejemplo.

Llenamos la red con fotos de universitarios franceses luchando por lo que creen justo y en lo único que los imitamos es en la violencia callejera de unos pocos desgraciados que se creen que la lucha es la única manera de cambiar las cosas. No es cierto. La violencia genera violencia, ser irrespetuoso te convierte en un ser al que no van a respetar ni tus hijos. Nuestra única arma es la cultura, la educación, y de eso tuvo mi generación a raudales. Escribimos con pocas faltas de ortografía, leemos, entendemos lo que leemos, pero no actuamos y si actuamos es siempre violentamente. Una palabra, un voto, hace más daño que un insulto, porque recuerda que el burro que le llama burro a otro burro no le ofende, solo le dice lo que ya sabe.



No ofende quién quiere, sino quién puede, y los de mi generación podemos ofender muy poco. Criticamos a los que votan a los ladrones del PP pero votamos a Griñán, a Mas, y a muchos otros ladrones como ellos con la frase *es distinto* por bandera. Un ladrón es un ladrón, sea del bando que sea, un maleducado es un maleducado, sea nuestro amigo o no, el violento es violento aunque juegue en nuestro propio equipo. No hay matices, ni diferencias, un hijo de puta es un hijo de puta sea rubio, moreno, blanco, negro, musulmán, cristiano, judío, comunista, neoliberal, nuestro padre o nuestro enemigo.

Un hijo de puta es un hijo de puta siempre, sea quien sea. Y eso debemos aprender a reconocerlo o estaremos perdidos colectiva e individualmente. Si no respetamos a los demás no nos respetaremos nunca a nosotros mismos. Cuando humillamos al inculto demostrando nuestra *sabiduría* damos pie al más inteligente que nosotros para que nos haga lo mismo. Siempre habrá alguien más listo que nosotros, más fuerte, más valiente y más humano que nosotros. Como hombres cultos y educados que somos, nuestra misión es enseñar al que no sabe, no alardear de nuestro conocimiento, porque eso nos hace ser peor que ellos.

Yo jamás he visto a un premio Nobel alardeando ante otros de su premio, en cambio sí he visto aspirantes a premio Nobel alardeando de sus aspiraciones ante otros. Hablando ayer mismo con un amigo me dijo algo que le tuve que dar la razón: nuestra inteligencia no es una causa de nuestro conocimiento, sino de nuestra humanidad. Respondan sinceramente a esta pregunta: ¿qué personaje histórico preferirían ser, Corleone o Ghandi? ¿Prefiere el poder o la felicidad? ¿Prefiere comprarse un Ferrari o construir VPO?

¿Prefiere acostarse con much@s mujeres/hombres al día o con un/a hombre/mujer todos los días? Hubo una vez que creí que mi generación era la de las segundas opciones, hoy sé que es de la de las primeras. Escojan ustedes la primera opción si quieren, pero no hagan creer al inocente que esa es la opción correcta. Engáñense a ustedes mismos si así duermen mejor, pero no mientan a sus hijos, ellos no tienen por qué sufrir las consecuencias de que la nuestra se haya pasado al lado oscuro.
Buenas tardes.

Gilgamesh***

Fuentes;
-La guerrilla comunicacional
-Escritos de un engreído

12 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

Raúl Gazquez dijo...

Buenas tardes a tod@s
Muy acertadas y amenas,dan un enfoque muy certero de la sociedad que un día fue y en la que nos estamos convirtiendo, ojalá poco a poco, boca a boca,con una enseñanza nueva a las generaciones por llegar,se logre un término neutral, ni el ayer nostálgico, ni este presente indiferente, ojalá cambiemos.
Raúl GG
Posdata:Desde nunca me ha parecido utilizar el término "hijo puta" cómo algo negativo. Las putas son mujeres que se ganan la vida con un trabajo de los más respetables y así las valoro, como mujeres coraje, hay que tener mucha fuerza y valentía para el aguante que llegarán a tener, haber cuantos hombres valían.....mis respetos a todas.

Raúl Gazquez dijo...

Buenas tardes a tod@s
Muy acertadas y amenas,dan un enfoque muy certero de la sociedad que un día fue y en la que nos estamos convirtiendo, ojalá poco a poco, boca a boca,con una enseñanza nueva a las generaciones por llegar,se logre un término neutral, ni el ayer nostálgico, ni este presente indiferente, ojalá cambiemos.
Raúl GG
Posdata:Desde nunca me ha parecido utilizar el término "hijo puta" cómo algo negativo. Las putas son mujeres que se ganan la vida con un trabajo de los más respetables y así las valoro, como mujeres coraje, hay que tener mucha fuerza y valentía para el aguante que llegarán a tener, haber cuantos hombres valían.....mis respetos a todas.

eleritzo espaider dijo...

muy buenas reflexiones de ambos dos
...recuerdo las palabras.."déjadlo todo, y seguidme"..en todos sus sentidos..esta es la " Huelga General"..que terminaría con la arcóntica concepción del mundo..y lo cambiaría todo para siempre..lejos ?..no tanto..abrazos..Namasté.

JJ dijo...

Lehaim decirte que me hace feliz que no descanses en regalarnos nuestro momento de gloria cósmica, muchas gracias compañero.

Néstor González comparto tu emoción con el homenaje que te ha hecho Lehaim. Recordé cuando yo recibí el mío y no me lo podía creer, porque hoy lo busqué y me sorprendí al ver que ha pasado un poco más de 2 años...de hecho creo que fui la primera en recibir semejante regalo.

Gracias a los dos, al anfitrión Gilga por hacer de esta taberna, como recientemente la bautizó Eleritzo, un lugar mágico, un rincón de olvido y a la vez de tanta presencia. Los amo y pido al padre que los bendiga a todos, y cuando digo todos me refiero también a los que cada día pasáis por aquí a recoger vuestra dosis de conciencia, de hermandad y humanidad.

JJ dijo...

Yo sólo sé que sé algo importante y es que con Amor, los caminos de la vida en este mundo se van abriendo y va llegando nuestro destino. Que todos erramos y que nuestra grandeza está en admitirlo y enmendarlo, y aún así el padre nos muestra de seguida la próxima salida para retomar el viaje. Que el paisaje a veces es desértico e inhóspito y los espejismos nos juegan malas pasadas, pero si reconocemos el miedo y lo enfrentamos las más bellas imágenes exaltarán nuestros sentidos. Lo mejor de todo es que no vamos solos, y que cada aprendizaje es una semilla que debemos plantar en nuestros acompañantes.
Nunca he perdido la fe, y cuando más he llorado y suplicado al padre su ayuda más luz he visto en el camino.
Mucha luz para todos.

JJ dijo...

Cuando digo que va llegando nuestro destino me refiero lo que estamos llamados a ser si empoderamos nuestro espíritu. Namasté

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Lehaim JJ, tal cual....., precisamente Nestor es el primero de este 2017 tiempo humano-huniversal.

Gracias por mantener en el recuerdo tu cometa.....

Sinceramente creo....., que el destino, ya fue redactado antes de firmar el contrato....., pero aun asi....., esta en nuestro poder cambiar ciertas clausulas de la experiencia en la Vida..... A las pruebas me remito cuando hay vestigios de poder cambiar el rumbo de nuestras vivencias.....
Cuesta mas hacer el mal ....., que hacer el bien..... AMAR es gratuito.

Fuerte apreton de manos JJ vos sois tambien un "KUI".

LEHAIM.

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

P.D: No se por que se me ha colado una H en Humano-Huniversal.....

Marta dijo...

Que bonito leeros a todosy cuanta verdad en este blog, en la vida real cuesta mucho encontrar personas que hablen tan claro y ni claro que simplemente se cuestionen donde vivimos. Resulta un consuelo venir aquí y leeros x las noches. Respecto al tema de la mujer solo puedo suscribir todo lo q dices gilga, sin hombres valientes no hay cambios posibles y yo en este tema soy muy pesimista no veo que vayamos para delante, así que agradezco profundamente tus palabras tan claras. Fuerte abrazo;)

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro-Lena Kozachenko-eleritzo espaider y 3+;
muchas gracias.


Raúl Gázquez; *ni el ayer nostálgico, ni este presente indiferente*

¡por ahí va la cosa amigo Raúl...bien por eso!,de las puteadas hay cosas realmente aberrantes por las cuales preocuparse, la puteada no es nada.Abrazo y gracias.


eleritzo espaider;
yo espero que sea *cerca* amigo, gracias, abrazo y Namasté.


J.J ;
nada que agregar amiga y hermana, ahí están las llaves del blog tal como un día te dije, y eso me hace ¡inmensamente feliz!, ¡gracias!! abrazo.


Marta;
gracias amiga por esa valoración, ya ves....es tanto lo que uno recibe que francamente...dan ganas de irse a descansar sabiendo que la casa ..estará bien cuidada, y eso es ¡¡¡maravilloso!!! no permitas amiga que el pesimismo te quite esa irrenunciable vocación de cambiar las cosas, las utopías han sido calificadas de esa forma por quienes quieren que no hagamos nada, un milímetro Marta, un milímetro de energía que le pongas a las cosas ¡¡es una miríada!!!,

por favor amiga...nunca dejes de hacer, no te lo pido solo yo, te lo han de pedir quienes te aman en tu entorno, hay que ser testigos y testimoniales, a los flojos los devoran los arcontes, a los soberbios tambiém , pero contra quienes AMAN...los arcontes caen de rodillas, por favor graba eso en tu pensamiento, no evalúes los resultados porque cuando enciendas la radio o la tv o leas las noticias verás que nada ha cambiando, eso es ilusión, ¡¡sí que cambian las cosas el AMOR!!!.

Si mañana cerrara éste blog te pediría encarecidamente que nunca aflojes, el pesimismo nuestro es el alimento de los arcontes. Caminar sin preguntar cuanto falta para llegar, andar sin calcular, gracias Marta, el Padre te irradie siempre.

JJ dijo...

Gracias Alejandro, pienso como tú, el destino ya fue redactado antes de firmar el contrato, pero viviendo en AMOR este tránsito es mucho más llevadero y pese a los deseos de opresión de los arcontes y gobernantes hasta podemos ser felices, porque viviendo en Amor podemos decodificar dónde se esconde esa tan llamada y buscada felicidad, que no es la que nos han vendido e intentado grabar con fuego en nuestra mente. Hay dolor cuando uno descubre el engaño, pero el Amor trae consigo la valentía necesaria para seguir adelante. Un fuerte abrazo y gracias por lo de KUI, jeje