jueves, 9 de febrero de 2017

* Resiliencia; ¿algo nuevo? *

***Feliz noche de Jueves para todos.

Le damos un poco de aire a los estudios de Spong y charlamos sobre cuestiones más prácticas aplicables a la vida cotidiana.
No hay cosa más temible para un ser humano que perder la capacidad de sobreponerse a a algo traumático o adverso, esos callejones sin salida que en realidad no lo son, pero que obran en la mente de manera nefasta, a punto tal que si el individuo no se repone, termina autodestruyéndose.

Esa carencia generalmente deviene en depresión, y ese estado cuando se hace profundo y sostenido en el tiempo es capaz de secar en vida al individuo o incluso matarlo.

Por eso, una vez más recaemos en el cerebro, pequeña caja contenedora de millones de opciones a elegir de acuerdo a una situación, circuito accesible pero difícil de escudriñar.

Y por ahí pasa la cuestión, tocar el botón correcto que para muchos es fácil y para otros no tanto.
Pero hay una buena noticia, y es que todos podemos tocar el botón sin ningún tipo de exclusividad, a veces con ayuda, pero accesando al fin.

En la ciencia le llaman Resiliencia y me pareció interesante compartirles ésta nota, especialmente a aquellos que viven inmersos en la negatividad absoluta o que no encuentran esa parte positiva que todos necesitamos y tenemos para seguir recorriendo éste camino de vivir, y que no se inventa, se ejercita;



La resiliencia es un proceso por el cual las personas tienen la habilidad de adaptarse a situaciones traumáticas, a tragedias; en definitiva, a sobreponerse a la adversidad y a ser capaces de seguir adelante, incluso, transformados. La investigación científica ha puesto de manifiesto que la resiliencia es común a todas las personas, en mayor o menor grado. Así lo demuestran sucesos acaecidos en la historia de la humanidad, como relató en su momento Viktor Emil Frankl, neurólogo y psiquiatra austriaco que sobrevivió en los campos de concentración de Auschwitz y Dachau, al describir en sus ensayos cómo en las condiciones más extremas el ser humano encuentra una razón para vivir.

¿Se nace con resiliencia?

Esta *capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite, sobreponerse al dolor emocional que producen y seguir proyectándose en el futuro, a pesar de los acontecimientos desestabilizadores o condiciones de vida difíciles, es innata a la persona*, según Lecina Fernández, psicóloga clínica. Es decir, todo el mundo tiene la capacidad de resistir el golpe, sobreponerse y seguir adelante.

La resiliencia no es una característica especial para una minoría, ni tampoco está reservada para personas extraordinarias

Pero, con esta capacidad, ¿se nace o se hace? Para esta experta, aunque en algunas personas está más acusada que en otras, *todos contamos con la capacidad de sobreponernos. La resiliencia no es una característica especial para una minoría, ni tampoco está reservada para personas extraordinarias, sino que es una respuesta natural, normal y frecuente en el ser humano. Forma parte de nosotros, parte de nuestra esencia, de nuestro objetivo y fin más primario: la supervivencia, sobrevivir, seguir siendo quien somos*.

Pero no solo de resiliencia está hecho el ser humano. La resiliencia está asociada a unas características como el autoconocimiento, la autoestima, la independencia, la capacidad para relacionarse, la iniciativa, el buen humor y la creatividad, entre otras, y todas ellas forman parte, en mayor o menor intensidad, de las personas que se trasforman con el transcurrir de la vida. Sin embargo, es posible entrenarlas y mejorarlas. Por tanto *podemos afirmar que la resiliencia nace, se hace y se puede aprender*, aclara Fernández.

Estrategias para aumentar la capacidad de resiliencia

¿Cómo o qué se puede hacer para aumentar la capacidad de sobreponerse a periodos de dolor emocional y situaciones adversas? Fernández precisa que hay que tener en cuenta que contar con esta fortaleza no significa que se sea invulnerable o que no afecte un acontecimiento sufrido. *La persona, después de pasar por una experiencia traumática, sufre un cambio que influirá en su modo de pensar y de actuar*, expone.

Los autores que han investigado la resiliencia defienden que la experiencia traumática puede generar tres tipos de cambio: en relación a uno mismo, en las relaciones interpersonales y en la propia espiritualidad y filosofía de vida. Y ser consciente de ello ayuda a aumentar la capacidad de sobreponerse a la adversidad. *Tendríamos que reflexionar en lo sucedido y en los cambios vividos y, desde ahí, descubrir los pensamientos y emociones que nos ayuden a crecer*, según la especialista.
A veces, una persona puede descubrir sola; en otras ocasiones, necesitará la ayuda de su entorno o de un psicólogo para que dirija el camino hacia ese conocimiento personal.

La personalidad resistente

En la década de los setenta, surgió el concepto de personalidad resistente de la mano del Dr. Salvatore R. Maddi =profesor de Psicología y comportamiento social de la Universidad de Harvard, EE.UU.= y la Dra. Suzanne Kobasa =investigadora de Universidad de la Ciudad de New York, EE.UU.=. Este término proviene de la teoría existencial de la personalidad, y de ella se extraen dos ideas claves relacionadas con la resiliencia: que la persona, que no es solo un portador de rasgos internos y estáticos, construye su personalidad a través de sus acciones, y que la vida es un inevitable cambio asociado a situaciones de estrés.

Desde este enfoque, además, se pueden distinguir tres conceptos asociados a la resiliencia: el compromiso =cualidad de creer en el valor de uno mismo y de sus acciones=, el control =la manera de pensar y de actuar ante situaciones, relacionado con el control de uno mismo y con su responsabilidad= y el reto =la creencia de que el cambio es inherente a la vida; esta cualidad proporciona una flexibilidad cognitiva que ayuda a la superación=.

Ahondamos un poco más sobre éstos conceptos;

-El planteamiento de la Personalidad Resistente =PR= según Kobasa se hace dentro de la teoría existencial y la define como: *la actitud de una persona ante su lugar en el mundo que expresa simultáneamente su compromiso, control y disposición a responder ante los retos* =Kobasa, 1979, p. 2; Kobasa, Maddi y Kahn, 1993, p. 29; Peñacoba y Moreno, 1998, p. 62=. En ésta definición se señalan tres factores fundamentales en las estrategias que emplean este tipo de personas:

-Compromiso: Tendencia a comprometerse =no evadirse= con todo lo que se hace o se encuentra en la vida. Es la capacidad de mostrarse genuinamente.

-Control: Tendencia a sentir, pensar y actuar como alguien importante, y no impotente frente a los avatares de la vida. Ser responsables de lo que está sucediendo.

-Reto: Ser partidario del cambio, considerar que la vida es cambio, por lo que cualquier cambio es una oportunidad para desarrollarse y crecer en la vida. Relacionarse desde la tolerancia y ser flexibles. Ser capaces de vivir en la incertidumbre y lograr que esto no les haga vivir en un estado de constante estrés.

Lazarus y Laumier, pioneros en este campo, definen a las estrategias de afrontamiento =EA=como los esfuerzos realizados por las personas para manejar =dominar, tolerar, reducir, minimizar= las demandas ambientales y los conflictos que exceden los recursos del sujeto. Estos autores tipificaron dos grupos de estrategias posibles: las que se centran en el problema =el esfuerzo se dirige a modificar la situación y a disminuir la cognición de amenaza= y las que se centran en la emoción =el esfuerzo se dirige a reducir la perturbación interna provocada por el estrés=.

De acuerdo a Chico, las EA son los elementos y/o capacidades, internos o externos, con que cuenta la persona para hacer frente a las demandas de la situación o acontecimiento potencialmente estresantes. Comprenden todas aquellas variables personales y sociales que permiten que las personas manejen las situaciones estresantes de manera más eficiente, lo cual se debe a que experimenten pocos o ningún síntoma al exponerse a un estresor o que se recuperen rápidamente de su exposición.

Las EA puestas en práctica cobran gran importancia en las personas mayores en cuanto a que pueden contribuir a la adaptación de la persona a los cambios producidos por el envejecimiento. También son importantes para considerar la falta de estas estrategias y cómo afecta a la persona mayor no tenerlas; lo cual depende también del entorno y del apoyo social que se le brinde.

Según Kobasa, las personas con PR alta perciben los estímulos estresantes como oportunidades de crecimiento y como un medio de aprendizaje ante situaciones presentes y futuras; como resultado, se enfrentan a dichos estímulos de forma optimista y activa; por el contrario, el afrontamiento regresivo suele ser utilizado por individuos con baja PR, quienes evitan dichos estímulos estresantes. De igual forma, la PR, junto con la autoestima, ha mostrado una relación significativa con la calidad de vida percibida.

El tema es laaaaaaaaaaargo largo.., desde mi comprensión podría decirles algo que suelo decir, y que claro...lo dice Gilga y no un Académico..jeje, pero que ¿saben? es pura Gnosis; 
¡¡¡¡*Hay que creérselo*!!!!

Toda ésta parafernalia de conceptos se podría resumir en que todo pasa por una actitud mental, confiar en uno mismo, lo cual no implica que uno se crea tontamente omnipotente, pero sí tenerse confianza en la toma de decisiones, que dichas decisiones nacen en el pensamiento o en el *moldeado* del conflicto que nos ocupe.

Lo contraproducente para la autoconfianza es cuando el individuo regresa al pasado, y en ese pasado encuentra vulnerabilidades, sea de los afectos familiares, maternales y paternales, y cuando se regresa a ese pasado...¡¡¡zass!! cobran vida los miedos, con miedo uno no puede creérsela, y ahí es donde uno no se la cree.

Si fuimos reprimidos, tratados de inútiles y ridiculizados cuando fuimos niños o incluso jóvenes, regresar al pasado será desempoderarnos.
Generalmente los tratamientos psicológicos hacen que el paciente regrese y relate aquellos traumas, en base a ello el terapeuta construye el suceso y le da una serie de tips al paciente para que entierre aquella dura experiencia y se sitúe en el hoy.

Para ésto, perdonarse y perdonar es fundamental...ya lo decía el Maestro de Maestros, y qué clara la tenía...¿no?.
Entonces si uno ha resuelto cosas del pasado o si no ha padecido traumas en el pasado, empoderarse ante un conflicto o problema es cuestión de creerse lo suficientemente sagaz y sabio para afrontar cualquier cosa.

Y el que afronta una dificultad la toma como un desafío y una oportunidad de evolucionar, en lugar de echarse a llorar y victimizarse.

Para un PR sus estrategias EA deben contemplar que la resolución de un conflicto o problema no implican ganar esa pequeña batalla como si fuera una ruleta del casino a todo o nada, sino...disolver el conflicto, pulverizarlo...atomizarlo, y que eso pase a ser una mera anécdota en el libro de la experiencia de vida.

A veces la resolución significa *ceder* o *conceder*, inteligente decisión que los exitistas no contemplan, los caprichosos tampoco, y mucho menos los egocéntricos.

Quien desintegra un problema y lo hace dejar de existir, sabe muy bien que a veces conceder no es perder si no...liberarse del problema a cambio de algo que equitativamente hay que entregar, si es que en verdad queremos evadir al arconte.

Porque cuando pretendemos verlo en el piso para pisarle la cabeza, el arconte tiene la capacidad de autoengendrarse y lo más probable es que se ponga de pie y nos pise la cabeza a nosotros. 

La mejor manera de dejarlo grogui y que ya no se vuelva a levantar es disolverlo no con sus armas, sino ¡con las nuestras!, si es que hemos entendido el poder que tiene el Espíritu, eso que éstos académicos llaman autoestima..jeje, y que bien clarito también han mencionado; *las emociones*, como elemento limitante de nuestra capacidad de un PR alto.

Pónganse las pilas por favor...el mundo los necesita empoderados del Espíritu, todos podemos hallarlo, erradicar la mente animal y psíquica es la meta, reconocernos en el Pneuma, como lo llamaban aquellos sabios es darle poder a nuestra escencia, que ya saben...éste amigo se los explica bajo el concepto de Gnosis..aunque la ciencia moderna crea haber descubierto algo nuevo...

Gilgamesh***

Fuente;
-consumer

13 comentarios :

Nefer dijo...

Hola. La empatia tambien ayuda mucho.Ponerse en el lugar del otro, lejos de sumar problemas y preocupaciones, hace que uno sepa afrontarlos cuando le llegan pues ya los vivio en la vida del projimo. Saludos!!

JJ dijo...

Amigo Gilga, hoy has enriquecido mi vocabulario, pues no sabía que sobrellevar las vicisitudes de la vida o tener poder para vencer a los obstáculo se resumiera en esta extraña palabra, así que gracias. Como bien dices amigo, tanta palabrería para explicar cosas que a veces son más sencillas de conocer si nos inmiscuimos profundamente en las adversidades que nos acontecen.

Creo que ante la adversidad hay que estar lo más sereno posible, hay que crecerse luciendo, hablo sin egos, las más puras o genuinas armas que cada uno posee, léase: entereza; empatía para apoyar a los otros; organización para acomodar las piezas correctamente y llegar donde quizás los más vulnerables no pueden llegar; amor para no lastimar al otro si hemos sido agredidos, sino más bien intentar comprender el por qué, aún cuando la ofensa nos suma en un profundo dolor; obviamente comunicación porque hablando se entiende la gente y esto no es cuento, hay que practicarlo; sinceridad porque la mentira duele más y su daño perdura más tiempo que una dolorosa verdad, y aunque en la verdad nos reconozcamos errados, saldremos todos mejor parados por actuar en la coherencia y en la transparencia.

Sin embargo, yo insisto, al pasado podemos ir y es menester hacerlo si queremos de una forma consciente sanar nuestros dolores emocionales; pero hay que ir con AMOR, con la conciencia de sabernos evolucionados y de entender que cada uno resuelve o enfrenta las circunstancias de su vida con sus propias herramientas, que pudieron ser en aquel momento más ílicas (materiales) o psíquicas que neumáticas (espirituales). Porque es de hombres y mujeres nobles dar el beneficio del arrepentimiento y del crecimiento de quien en el pasado pudo hacernos daño, no debemos erróneamente pensar que aquel o aquella sigue en el error, pues si nosotros nos consideramos ahora ser mejores personas que en el pasado, los otros seguramente también lo serán.

Y justamente hoy, por causalidad, me topé con este video de Enric Corbera, que desde un punto de vista gnóstico, aun sin mencionarlo, explica cómo las relaciones interpersonales vienen a ser nuestra mejor oportunidad para crecer. Y justamente llegando al final habla sobre el repaso del pasado sin rencor.

https://youtu.be/WJjY9y4sjWo

Gracias mil Gilga por estar en nuestros caminos y permitirnos compartir nuestros secretos de Resiliencia...espero haberlo escrito bien, jeje

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

Lehaim HermanO.

Post como el de hoy, ha de ser divulgado por cuantos podamos.....

Este post, de haberse escrito hace dos meses antes....., y de haberselo echo yo llegar a un AmigO-pariente muy lejano....., del cual apenas tenia noticias ultimamente de el..... pues....., quizas....., le hubiese cambiado el rumbo....., y no a tomar la decision que lamentablemente tomo.....
Se quito la Vida con tan solo veinte y pocos años....., por culpa de unas leyes obsoletas y casposas, que atentan contra la libertad del ser....., cuando estas leyes te imponen que es legal y que no lo es....., que esta permitido consumir y que no....., donde los de arriba crean el problema....., luego nos venden el mejor de los remedios....., pero los intereses de los de arriba siempre los hace impunes y en cambio los de abajo cargan con todo el peso de la ley y lo peor, el defraudar a la familia y allegados....., eso te derrumba emocionalmente hablando y te deja a merced de los arcontes del pensamiento...........
Ojala pudiesemos mover la agujas de reloj hacia atras.....

¿Al fin ahora es libre en su totalidad, cuando antes por ley no lo fue?.....
Siento pena por esa desicion..... y compasion, por una hija que le nacio justamente diez dias despues de su ida.....

Disculpad el desahogo en estas lineas...., pero me entere tarde del fatal decenlase.

LEHAIM.

Néstor González dijo...

Hola amigo. Que buenos comentarios hay aquí de nuestros amigos y relatos a mi en lo personal me ayudan mucho un gran abrazó a todos. Gracias se despide el hombre cometa todavía estoy emocionado gracias

Manuel dijo...

Gracias Gilga, no sabes cuánto te lo agradezco, pues sabes algo de mi problemática y desde hace un tiempo lo estaba llevando fatal, no encontraba el camino correcto, antes me centraba en estar activo haciendo cosas variadas en casa, salir al campo pasear y hacer mis pequeñuelas subidas a pico a la montaña, recorrer los caminos ancestrales que tantos pies forjaron los senderos, en una palabra respirar y absorber los perfumes naturales o ir a la playa, leer y meditar y algunas veces escribir, bueno para mí era encontrar el equilibrio necesario para afrontar los quehaceres diarios y algo más. Ahora angustia, desasosiego, incertidumbre, mal dormir, estrés, impotencia ante los estresores, pena mucha pena y aunque me decía una y otra vez retorna al equilibrio perdido me estaba alejando mas y mas, sabía que el o los arcontes me estaban ganado la partida porque me encerraba en mi mismo lamiendome las heridas, creyendo así poder superarlos, o como algunas veces te dije pisarles la cabeza, nada conseguía, pero lo que has escrito me está sirviendo primero reconocer el problema y segundo poner manos a la obra para resolverlo porque sé que puedo, y en todo esto es como si viese la mano poderosa del Espíritu a través de tu escrito en forma de ayuda. GRACIAS AMIGO.

eleritzo espaider dijo...

Abrazo a a tod@s...Alejandro, tu relato me ha dejado desolado, pues perdí a mi hermano de forma similar..compasión hermano..y mucho ímpetu en aprender..pues quizá. con el tiempo,lo aprendido nos de la oportunidad de hacerlo de otra manera..nada se pierde en el infinito..aprendamos a plantar semillas..para mí, Este es el lugar donde "siento" la corriente principal..Naveguemos juntos..Namasté

Gilgamesh el inmortal dijo...



Lena Kozachenko-LILIANA MORENO-rivendel-alejandro y 3+;
muchas gracias.


Nefer;
así es amigo, el problema es cuando no hay empatía ya que ésta se da cuando las personas se relaciones porque tienen muchas cosas en común, los unen las coincidencias y empatizan, cuando no hay empatía difícilmente si quiera lleguen a juntarse para algo o interesarse el uno por el otro. Ponerse en la piel del otro es el mejor de los ejercicios, si entre dos uno lo hace, lo más probable es que haga empatizar al otro aunque no coincidan en nada, y ahí está la clave creo, porque seguramente descubrirán que tienen cosas en común a pesar de las diferencias. Gracias amigo, abrazo.

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Gracias Eleritzo, plantemos todos juntos..... La semilla se planta aqui en este ahora, para luego germinar en el NO TIEMPO.

Namaste HermanO, Lehaim.

LEHAIM.

Gilgamesh el inmortal dijo...


J.J;
gracias a vos amiga, estoy completamente de acuerdo con todo lo que has volcado en tu comentario.Al video lo veré más luego, y nada que agradecerme amiga, jeje..los créditos sobre la Resilencia son de quienes han estudiado el tema largo y tendido, lo mío apenas citarlos y agregar mi humilde opinión.

Vivir es evidentemente un arte, y no es sólo respirar, comer y demás cosas, la relación con los demás no es solo sonreir, tener buena onda y decir que sí a todo, hay que aprender a decir aquellas cosas que quizás el otro no quiere escuchar, y eso es también un arte si pretendemos que el otro no se espante, y a la recíproca también. En fin todo un tema, ¡¡gracias J.J.!!, abrazo.

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro;
, ffffff...amigo querido...tremendo lo que relatás, me imagino tu dolor y ese muchacho...te acompaño el sentimiento hermano, y pedir que el Espíritu de ese hermano halle el camino de la Vera Luz, que su familia tenga la fuerza para superar semejante dolor, y ya ves hermano...nunca es suficiente lo que podamos hacer, y casi siempre suele ser tarde, y eso pega y duro...generalmente bajamos los brazos, se nos viene el peso del universo encima de nuestra carcasa.

Me apena enormemente el suceso amigo, no nos queda otra que enviarle Amor al chico ande donde ande ahora, y no dejar de denunciar las cosas que provocan semejantes homicidios, porque si bien se quitó la vida no deja de ser un homicidio, de un sistema que mata o te hace matarte. Abrazo Ale, a no caerse amigo.

Gilgamesh el inmortal dijo...


Néstor González;
de nada amiguito, ojalá pudiéramos hacer felices a las personas con tan poco, te queremos y ojalá siempre lo que encuentres acá te haga bien. Fuerte abrazo.

Gilgamesh el inmortal dijo...


Manuel;
éstas son las noticias que no salen en los diarios.., grandes noticias cuando un ser humano como vos logra hallar esa rendija necesaria que todos debemos hallar para no sucumbir en el intento. Me hace sumamente feliz hermano que puedas identificar un montón de cosas que se pueden modificar si están mal o potenciar si están bien.

¿sabés Manu? nuestra tristeza es la alegría del arconte, mientras nosotros lloramos y sufrimos y vivimos mal, ellos se ríen, son felices y se sienten bien, cuando les rompemos la receta las cosas se invierten, y estamos ayudando al Maestro a *girar las esferas*, cambiar nosotros es cambiarles las esferas y desorientarlos, hacerles perder ese poder destructivo sobre nosotros, y ponernos nosotros al timón de nuestro barco, dueños de nuestros actos, emociones, sentimientos y acciones.

Gracias a vos Manu por el relato, un fuerte abrazo.

Gilgamesh el inmortal dijo...


eleritzo espaider;
me uno a tu pedido hermano y te hago recíproco el pesar sobre tu relato personal. Tenemos un arca amigos, naveguemos unidos, no estamos solos, y con nosotros viajan también aquellos que se nos fueron un día, y que ninguna muerte fué ni será capaz de impedirnos recordarlos con amor, debemos honrarlos mientras vivamos y ser valientes ante los desafíos de ésta aventura...abrazo Zito